Reimaginar la empresa es el mayor desafío del siglo

Durante la pandemia hubo firmas que pudieron operar de otra manera, a buen ritmo, con resiliencia y creatividad. Lo que se preguntan ahora sus directivos es cómo hacer para incorporar esas conductas a la organización, para ser más fuertes en los próximos años.

Por ejemplo, a partir de ahora, cómo hay que reinventar la empresa, las relaciones humanas, y cuáles son los criterios de management que tendrán vigencia reemplazando todas las teorías conocidas.

Uno de los impactos más rotundos ha sido el teletrabajo o trabajo a distancia, que avanzó más de una década en apenas semanas.

La pandemia es el motor en la reinvención de las empresas. A pesar de las dificultades para encontrar una nueva manera de operar, que no podrían ser más difíciles, entre otras cosas porque hay que considerar que 85% de los empleos que van a existir en 2030 todavía no se han creado.

Estamos viviendo el fin de la gestión tradicional. La gestión de la empresa que hacía foco en la eficacia, la racionalidad, el fortalecimiento de estructuras y la definición de roles dentro de una compañía, se transforma dramáticamente frente a un nuevo modelo que asoma.

Se abre camino un formato de management más actualizado, que –sin perder de vista las cualidades positivas del modelo anterior– propone nuevas miradas y cambios innovadores propios de organizaciones que están migrando hacia otros formatos basados en la sustentabilidad, flexibilidad y ambientes colaborativos.

Mucho tiene que ver el avance de la tecnología en estas tendencias.

El signo de la era parece ser la permanente disrupción tecnológica, con su tremenda incidencia sobre la sociedad y la economía global. Junto con un vertiginoso proceso de aceleración histórica. Antes, los cambios ocurrían cada década, o al menos cada cinco años. Ahora, cada seis meses.

Un inmenso grado de disrupción afecta a todas las empresas del planeta. Muchas de ellas enfrentan pérdidas devastadoras, fracturas en las líneas de suministro, y serios problemas de liquidez y solvencia.

Se avizoran cambios significativos en el comportamiento y preferencia de los clientes, nuevos marcos regulatorios, diferentes maneras de trabajar y una distinta batería de ideas y acciones gerenciales para imprimirle otra tónica al management.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades