“Hacer todo, y hacerlo bien, es imposible”

Facundo Díaz es CEO de Vrtify, uno de los emprendimientos más prometedores de realidad virtual del mundo. Confiesa que perdió mucho tiempo en proyectos paralelos en lugar de enfocarse. Hoy, se codean con los grandes de Sillicon Valley. Por Matías Castro. 

 Facundo Díaz no sabía que iba a ser un emprendedor hasta que le sucedió. Cuenta como solía bucear por viejos foros en internet donde los pocos geeks interesados en realidad virtual se reunían a debatir sobre el futuro, en ese momento poco prometedor, de la realidad virtual. Unos años más tarde se encontraba trabajando codo a codo con los grandes de Sillicon Valley y conversando con inversores ángeles que quieren que se proyecto prospere. Díaz es uno de los creadores de Vrtify. La plataforma de origen nacional promete ofrecer a sus usuarios una experiencia musical distinta a partir de la reproducción de su música favorita acompañada de imágenes en 3D inmersivos tomadas con cámaras que cuentan con 18 y 20 lentes, que generan “ambientes” (como el de una fiesta en la playa o una caminata por la montaña) que interactúan con el sonido. Hoy la compañía espera ingresos por 29 millones de dólares para 2017, pero no fue así cómo empezaron.

 

“Lo primero que pasó fue que nos desenfocamos. En un primer momento como teníamos la cámara mucha gente nos llamaba y nos decía venga a filmar un partido de fútbol o vengan que probamos hacer una película” explica Díaz. Dado que las cámaras para filmar en 3D son especiales y difíciles de operar, eran muy demandas. “Surgían un montón de cosas todo el tiempo y si hubiésemos puesto en el foco donde correspondía nos hubiéramos ahorrado unos seis meses de trabajo”. Cuando comenzaron a llegar las propuestas serias, Díaz y sus socios dijeron basta. “Ahí nos dimos cuenta que hacer todo y encima hacer todo bien no se puede. Ahí dijimos basta.” “A veces lo más difícil es decir que no, pero lo hicimos. Dejamos de trabajar con la gente de publicidad, incluso si nos llama el Barcelona que en un momento no estaba por llamar no lo íbamos a hacer. Sí, podes ganar buena plata pero ¿después qué?” se pregunta.

 

“En un principio hicimos de todo. Si nos llamaba una inmobiliaria íbamos y hacíamos el recorrido de la casa. Pero nos dimos cuenta que no íbamos para ningún lado. Además, cuando haces un poco de todo nunca aprendes nada. La primera vez que filmas algo con VR no te sale bien, es difícil. Nosotros encontramos lo nuestro y si queríamos mejorar teníamos que hacer eso” concluye.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades