Los bitcoins ya tienen su red de inversores

Aquellos inversores que fueron los primeros en creer en el bitcoin y apostaron fuerte a la moneda electrónica, hoy son un grupo de millonarios que han creado BitAngels, la primera red e incubadora de inversión en startups dedicada a crear emprendimientos relacionados con la criptomoneda.   

Cada vez que alguien paga un trago en el lujoso bar Evr, en Manhattan, que acepta bitcoins, el valor de la moneda tiende a aumentar y Charlie Shrem, uno de sus copropietarios, se vuelve un poco más rico. Shrem compró miles de bitcoins a US$ 20 cada uno y hoy valen US$ 109. De esa forma se ha convertido en un millonario de 23 años que integra un grupo de primeros inversores en bitcoins que decidieron volcar sus ganancias en la economía del bitcoin y fundar compañías propias o invertir en otras. 
Según Shrem, lo que hace falta es crear infraestructura. Es necesario crear software financiero y productos de pago. Shrem fundó un lujoso bar en Manhattan donde se aceptan los pagos en bitcoins. Fundó, además,  Bitinstant, una compañía que permite comprar bitcoins en Kmart y 7-Eleven. También es miembro de BitAngels, un grupo de inversión creado este año para ayudar a las startups a convertirse en verdaderas empresas. 
Estos ángeles inversores en bitcoins  no tienen ni remotamente las fortunas de quienes se enriquecieron en Silicon Valley, pero tienen una influencia bastante poderosa y los inversores de otros sectores comienzan a interesarse en las startups relacionadas con bitcoins, donde Shrem y sus colegas actúan como guardianes y embajadores. 
“Los que madrugamos en esto somos los que manejamos todo”, dice Shrem. “En esto es muy importante cuánto tiempo lleva uno involucrado”. 
 
El bitcoin se originó en 2009, cuando su código fuente fue posteado en la red por personas desconocidas. A pesar de su misterioso origen, la forma en que funciona es muy transparente: la moneda es producida cuando la gente realiza difíciles operaciones criptográficas en las computadoras y luego es intercambiado en una red punto a punto de fuente abierta. Los bitcoins son inmunes a las falsificaciones y no dependen de ninguna autoridad central.
Al principio eran una curiosidad. Los primeros sitios que los aceptaron fueron sitios de juegos y apuestas, servicios de entrega de narcóticos y una granja que vendía medias de alpaca. Sin embargo, luego de la Conferencia Bitcoin 2013, fue creada la red BitAngels que, con más de 60 inversores, ha reunido US$ 6,7 millones en bitcoins que invertirá en tandas de unos US$ 20 mil cada una.
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades