Una hipótesis inquietante, pero fascinante

La Argentina sin el campo

Supongamos por un momento que el país no tiene campos cultivables. No dispone de superficies sembrables, no tiene el clima adecuado, no produce ni lo que consume su población. Ni hablar de exportar. ¿Cómo sería este país?Si este escenario fuera realidad, ¿cómo se reemplazaría los US$ 35 a 40 mil millones anuales que proveen la venta de estos productos? Hay que indagar con qué se reemplazaría.Tal vez la minería podría tener un gran desarrollo que aporte divisas genuinas. Pero hay que ver cómo encaja el perfil de un país minero con nuestra realidad.Lo que se llama la "industria del conocimiento" (en especial software) ya está aportando 8% de las actuales exportaciones. ¿Hasta dónde podría crecer?Algunas actividades que están en la vanguardia tecnológica, como la biotecnología, o la industria farmacéutica, podrían ser nuevas estrellas del firmamento exportador. El turismo internacional podría ser una fuente importante de divisas.

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.