La filantropía no alcanza

No es pecado: la inversión social genera ganancias

La inversión social, también llamada inversión ética o inversión socialmente responsable, es aquella que incorpora factores sociales y ambientales al objetivo de lograr un retorno financiero. ¿Pero está bien que a las empresas les dé vergüenza confesar el beneficio económico?

7 noviembre, 2016

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.

Compartir: