Café Martínez

El rey de las franquicias

La historia de cómo uno de los distribuidores de café más antiguos de Buenos Aires se transformó primero en una confitería gourmet capaz de competirle a Starbucks y después, lento pero seguro, en una marca lo suficientemente fuerte como para llegar a Dubai y Pakistán.

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.