En materia de inflación, son las expectativas, estúpidos

Es inquietante observar como en los grandes centros urbanos, a lo largo de unas pocas cuadras, encontramos valores muy dispares para los exactos mismos bienes y servicios. Todavía más inquietante es ver como a pesar de ello el consumidor no constata precios, solo entra, compra y se va.

6 abril, 2010

<p>Por Osvaldo Cado (*)<br />
(Economista de Prefinex)<br />
<br />
<br />
Vuelto de mis vacaciones, luego de dos semanas de muy pocos diarios y nada de televisi&oacute;n, me encontr&eacute; con una agenda medi&aacute;tica y pol&iacute;tica bastante diferente (no esperaba menos, Argentina es vertiginosa por donde se la mire). Hartos del conflicto por las reservas del Banco Central, se volvi&oacute; a poner el ojo en la cuesti&oacute;n inflacionaria. Por tres d&iacute;as, y hasta el momento que empec&eacute; a escribir esta nota, escuch&eacute; a muchas personas (de las que saben) hablando de inflaci&oacute;n y, debo decir esto: me preocup&eacute;.<br />
<br />
Me cans&eacute; de escuchar sobre la responsabilidad del est&iacute;mulo fiscal y monetario (cambiario) sobre la actual din&aacute;mica de los precios. En lo personal no tengo dudas, creo que ambos fen&oacute;menos est&aacute;n sobreestimados. Quiz&aacute; fueron buenos argumentos entre 2005 y 2008, conjuntamente&nbsp; con los galopantes precios de los <em>commodities</em>, pero una inflaci&oacute;n de 15% a la par de un derrumbe de la demanda agregada de 6% durante el &uacute;ltimo a&ntilde;o es la prueba incontrastable de que hoy la evoluci&oacute;n de los precios tiene una din&aacute;mica que se explica a si misma.<br />
<br />
Los billetes y monedas en circulaci&oacute;n crecer&aacute;n este a&ntilde;o 20%, el PIB se expandir&aacute; 5%, pero ning&uacute;n analista que est&eacute; en sus cabales cree que en 2010 la inflaci&oacute;n ser&aacute; de 15%. El tipo de cambio se depreciar&aacute; este a&ntilde;o aproximadamente 12%, pero nadie en su sano juicio piensa que la inflaci&oacute;n ser&aacute; de 12%. El mundo entero se est&aacute; enfrentando a agujeros fiscales de entre 5 y 10 puntos del producto, y a pesar de ello preocupa m&aacute;s la deflaci&oacute;n que la inflaci&oacute;n. Es claro que hay severas inconsistencias en el an&aacute;lisis de aquellos que juzgan a la pol&iacute;tica fiscal y monetaria como dinamizadores del actual proceso inflacionario.<br />
<br />
Para los que todav&iacute;a caminamos la calle, es inquietante observar como en los grandes centros urbanos, a lo largo unas pocas cuadras, encontramos valores muy dispares para los exactos mismos bienes y servicios. Todav&iacute;a m&aacute;s inquietante es ver como a pesar de ello el consumidor no constata precios, solo entra, compra y se va. Es dif&iacute;cil en la Argentina de hoy saber que es caro y que es barato. Hay desconcierto. En este contexto, los individuos ya no muestran su malestar frente a aquel que oferta el bien o servicio, sino que simplemente arman su canasta de consumo diaria, generalmente con sesgo alcista, y reclaman una justa recomposici&oacute;n salarial. A partir de aqu&iacute; comienza un c&iacute;rculo dif&iacute;cil de detener.<br />
<br />
Est&aacute; claro que ordenar la pol&iacute;tica fiscal (tarifaria) y un manejo m&aacute;s previsible de la pol&iacute;tica monetaria son partes de una eventual soluci&oacute;n, pero medidas sustentables en este aspecto solo pueden tomarse si se atacan frontalmente las expectativas. La irresponsabilidad de la dirigencia pol&iacute;tica argentina nos vuelve a poner en una situaci&oacute;n donde solo la existencia de reglas claras e inquebrantables puede devolver la credibilidad sobre el peso. <br />
La normalizaci&oacute;n del INDEC y la instrumentaci&oacute;n de un esquema de metas de inflaci&oacute;n deben ser el punto de partida de un proyecto estabilizador. Caso contrario nos tendremos que acostumbrar a convivir con inflaciones de dos d&iacute;gitos o, lo que es lo mismo, una Argentina m&aacute;s pobre y desigual.<br />
<br />
<br />
(*) Osvaldo Cado es economista de Prefinex.<br />
&nbsp;</p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado