El aporte extra de la agricultura en el 2021

El efecto “Niña” generó un nuevo ciclo de sequía en Argentina, variable según zonas productivas. En el caso de la soja, una estimación preliminar indica que los rindes medios estarían retrocediendo entre 9% y 10% (promedio país) en el ciclo.

De confirmarse esta caída, el impacto negativo de la sequía sería de menor magnitud al registrado en eventos previos similares y probablemente también menor al que se temía a comienzos de la campaña, según advierte el último informe del IERAL de la Fundación Mediterránea.

Proyectando volúmenes finales, la producción completa del ciclo 2020/21 (incluyendo 7 granos, de invierno y de verano) se estaría acercando a 120 millones de toneladas, unos 10 millones de toneladas menos que en el ciclo previo (-8%).

En algunas provincias / regiones, el ajuste de producción será menor, en aquellas menos golpeadas por la seca (Córdoba), mientras que mayor en otras (Buenos Aires). Por su parte, en materia de precios externos, los valores se mantienen altos, y reina en el mercado una calma tensa, con actores expectantes y reactivos de información que sugiera profundizar la señal de escasez o bien iniciar el retorno hacia niveles de precios más cercanos a los que se observaran en los últimos años.

El flujo de exportaciones de materias primas agrícolas se ha revalorizado en el actual contexto de precios de mercado y apunta a un valor record para el país. A la fecha se estima que las exportaciones de granos (cereales y semillas oleaginosas) y sus primeros derivados industriales podrían estar llegando a las US$ 34.400 millones este año, creciendo en US$ 8.100 millones (+31% respecto al flujo 2020), y marcando el nivel más alto del que se tienen registros.

Considerando que se trata de la base imponible más gravada por derechos de exportación, la recaudación asociada a estos productos también crecería mucho, y podría llegar a US$ 7,8 mil millones (o $ 780 mil millones, a tipo de cambio medio), creciendo en US$ 2 mil millones respecto al aporte 2020 (+ $ 400 mil millones)

Suba en los precios libres

En los últimos tres meses, la canasta de precios libres sube a un ritmo anualizado de 66,9 %. En marzo, el Índice de Precios al Consumidor relevado por el INDEC registró una variación mensual de 4,8 % y un incremento de 42,6 % en su medición interanual.

La inflación núcleo, aquella que no tiene en cuenta los bienes y servicios regulados y/o estacionales, aumentó en marzo un 4,5 % mensual y un 45,7% en doce meses. Por otro lado, los precios regulados aumentaron un 4,5 % mensual, pero en doce meses registraron una variación de 22,5%.

Considerando la canasta de precios libres del IERAL, si se toman los últimos tres meses, se tiene una inflación anualizada de 66,9 %, mientras que para el nivel general este guarismo alcanzó un 62,5 %.

Los rubros que más subieron en marzo tanto a nivel nacional como en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fueron Educación (28,5 % a nivel nacional vs. 18,1 % en CABA), Prendas de vestir y calzado (10,8 % vs. 6,1 %), bebidas alcohólicas y tabaco (6,4 % vs. 5,5 %) y recreación y cultura (5,3 % vs. 3,3 %).

 

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades