Preparados para vender más y mejor

Quienes compran a través del e-commerce quieren más y America On Line acepta el reto.

Mientras los grandes y pequeños vendedores minoristas sueñan con aprovechar la temporada que comenzó en noviembre y se prolonga hasta bien entrado este año 2000, los grandes jugadores van a quedarse con la parte del león del negocio, que fue estimado en US$ 4.000 millones por la firma Forrester Research.
Cualquiera sean los ganadores, tendrán que ganar su dinero a la antigua: brindando satisfacción a los clientes.

Mientras que la misión del año pasado era simplemente lograr que la gente entrara a las tiendas virtuales, eso ya no basta. “El año pasado la compra on line era una novedad, por eso los usuarios estaban dispuestos a soportar muchos obstáculos sólo para decir que habían comprado algo por Internet,” dice Patrick Gates, vicepresidente de e-commerce de AOL (America On Line). ” El próximo año la gente va a tener expectativas mucho más altas”.

En un esfuerzo por satisfacer esas expectativas, AOL amplió las ofertas de su Shop@AOL para incluir nuevas categorías de productos como muebles y software . Mejoró además la funcionalidad, con trámite rápido de pago y un motor de búsqueda para compras. Tiene muchas otras mejoras en preparación. AOL ya tiene una nueva característica de compras que Gates llama Live Products , (productos en vivo) y que consiste en una ventana interactiva que permite que los usuarios prueben, antes de comprar, todo tipo de productos, desde relojes hasta hornos microondas. La tecnología que permite esas demostraciones fue desarrollada por el ejército israelita para simulaciones de aviones caza.

A pesar de esas innovaciones, Gates insiste en que la experiencia del Shop@AOL consiste no tanto en tecnología sino en cuidar clientes, productos y servicios.
“Nuestra fuerza proviene de poder decir: No nos interesa incorporar tecnología que deje boquiabiertos a nuestros clientes, queremos darles cosas que entiendan hoy y puedan usar hoy”.

Hasta ahora, los esfuerzos de AOL por satisfacer a los compradores on line están dando resultado: durante el fin de semana del Día de Acción de Gracias, casi cuatro millones de los 19 millones de socios que tiene AOL compraron hasta el cansancio, generando el triple del tráfico que habían tenido el año pasado. De ese grupo, 600.000 personas eran primerizas en el comercio electrónico. Tal vez el dato más interesante sea la probabilidad de que muchas vuelvan. El Internet Research Group, (Wayne, Pasadena), informa que 98% de los compradores de AOL dicen que volverán a comprar allí.

Dado el éxito de AOL en el terreno del comercio electrónico, no sorprende que el Forrester Research haya bautizado al centro de compras on line de AOL como “la milla milagrosa de la Internet”.

Mientras los grandes y pequeños vendedores minoristas sueñan con aprovechar la temporada que comenzó en noviembre y se prolonga hasta bien entrado este año 2000, los grandes jugadores van a quedarse con la parte del león del negocio, que fue estimado en US$ 4.000 millones por la firma Forrester Research.
Cualquiera sean los ganadores, tendrán que ganar su dinero a la antigua: brindando satisfacción a los clientes.

Mientras que la misión del año pasado era simplemente lograr que la gente entrara a las tiendas virtuales, eso ya no basta. “El año pasado la compra on line era una novedad, por eso los usuarios estaban dispuestos a soportar muchos obstáculos sólo para decir que habían comprado algo por Internet,” dice Patrick Gates, vicepresidente de e-commerce de AOL (America On Line). ” El próximo año la gente va a tener expectativas mucho más altas”.

En un esfuerzo por satisfacer esas expectativas, AOL amplió las ofertas de su Shop@AOL para incluir nuevas categorías de productos como muebles y software . Mejoró además la funcionalidad, con trámite rápido de pago y un motor de búsqueda para compras. Tiene muchas otras mejoras en preparación. AOL ya tiene una nueva característica de compras que Gates llama Live Products , (productos en vivo) y que consiste en una ventana interactiva que permite que los usuarios prueben, antes de comprar, todo tipo de productos, desde relojes hasta hornos microondas. La tecnología que permite esas demostraciones fue desarrollada por el ejército israelita para simulaciones de aviones caza.

A pesar de esas innovaciones, Gates insiste en que la experiencia del Shop@AOL consiste no tanto en tecnología sino en cuidar clientes, productos y servicios.
“Nuestra fuerza proviene de poder decir: No nos interesa incorporar tecnología que deje boquiabiertos a nuestros clientes, queremos darles cosas que entiendan hoy y puedan usar hoy”.

Hasta ahora, los esfuerzos de AOL por satisfacer a los compradores on line están dando resultado: durante el fin de semana del Día de Acción de Gracias, casi cuatro millones de los 19 millones de socios que tiene AOL compraron hasta el cansancio, generando el triple del tráfico que habían tenido el año pasado. De ese grupo, 600.000 personas eran primerizas en el comercio electrónico. Tal vez el dato más interesante sea la probabilidad de que muchas vuelvan. El Internet Research Group, (Wayne, Pasadena), informa que 98% de los compradores de AOL dicen que volverán a comprar allí.

Dado el éxito de AOL en el terreno del comercio electrónico, no sorprende que el Forrester Research haya bautizado al centro de compras on line de AOL como “la milla milagrosa de la Internet”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades