Japón estatiza una empresa para sacarla de graves apuros

Mitsui Mining, un grupo que explota recursos naturales no renovables, está a punto de ser la primera cotizante en bolsa que se estatice. Es decir, que sea “intervenida” para salvarla colapso.

1 septiembre, 2003

El anuncio se espera para la semana entrante y será el primer caso puesto en ambos de la Industrial Revitalization Corporation of Japan (IRCJ), una entidad oficial creada hace dos meses. Su función básica consiste en restructurar firmas en crisis, fuentes del gigantesco monto de créditos desactivados en poder de la banca.

Aunque MM tenga una capitalización de mercado escasa (unos US$ 140 millones), mantiene renombre y sigue en la lista de acciones selectas o líderes en la bolsa de Tokio. Fundada en 1874, llegó a ser la máxima productora de carbón mineral.

“No hemos acudido a la IRCJ, pero tampoco podemos arriesgar pronósticos al respecto”, declaró un vocero, con típica imprecisión oriental. Al trascender la versión, los papeles de MM subieron 16% casi de golpe. Técnicamente, las empresas no tienen facultades para recurrir a la IRCJ; pero sí los bancos acreedores (y el mercado está seguro de que así ha ocurrido).

Tampoco la nueva entidad quiso formular comentarios, pero con un buen motivo: no desea fomentar una especulación bursátil. De todos modos, ésta se nota activa desde el lunes 25.

En términos estrictos, la IRCJ actúa como cámara compensadora, pero entre pasivos, pero su objeto prioritarios –salvar la empresa- la asemeja a un comité de concurso. Por eso, su labor ya se ve trabada por los propios bancos, remisos a abandonar clientes importantes (aunque sean pésimos pagadores). Por su parte, las firmas “intervenidas” temen un proceso que, seguramente, restructurará todo; conducción inclusive.

También influyen antiguos vínculos, originados en dos figuras típicas de la economía japonesa tras la reforma Meiji (1868/73): el “zaibatsu” –consorcio vertical- y su sucesor horizontal, el “keiretsu”. Por ejemplo, los accionistas más importantes de Mitsui Mining (que se ha diversificado hacia materiales de construcción y tratamiento de aguas) con la aseguradora Mitsui Life y el Sumitomo Mitsui Bank.

El anuncio se espera para la semana entrante y será el primer caso puesto en ambos de la Industrial Revitalization Corporation of Japan (IRCJ), una entidad oficial creada hace dos meses. Su función básica consiste en restructurar firmas en crisis, fuentes del gigantesco monto de créditos desactivados en poder de la banca.

Aunque MM tenga una capitalización de mercado escasa (unos US$ 140 millones), mantiene renombre y sigue en la lista de acciones selectas o líderes en la bolsa de Tokio. Fundada en 1874, llegó a ser la máxima productora de carbón mineral.

“No hemos acudido a la IRCJ, pero tampoco podemos arriesgar pronósticos al respecto”, declaró un vocero, con típica imprecisión oriental. Al trascender la versión, los papeles de MM subieron 16% casi de golpe. Técnicamente, las empresas no tienen facultades para recurrir a la IRCJ; pero sí los bancos acreedores (y el mercado está seguro de que así ha ocurrido).

Tampoco la nueva entidad quiso formular comentarios, pero con un buen motivo: no desea fomentar una especulación bursátil. De todos modos, ésta se nota activa desde el lunes 25.

En términos estrictos, la IRCJ actúa como cámara compensadora, pero entre pasivos, pero su objeto prioritarios –salvar la empresa- la asemeja a un comité de concurso. Por eso, su labor ya se ve trabada por los propios bancos, remisos a abandonar clientes importantes (aunque sean pésimos pagadores). Por su parte, las firmas “intervenidas” temen un proceso que, seguramente, restructurará todo; conducción inclusive.

También influyen antiguos vínculos, originados en dos figuras típicas de la economía japonesa tras la reforma Meiji (1868/73): el “zaibatsu” –consorcio vertical- y su sucesor horizontal, el “keiretsu”. Por ejemplo, los accionistas más importantes de Mitsui Mining (que se ha diversificado hacia materiales de construcción y tratamiento de aguas) con la aseguradora Mitsui Life y el Sumitomo Mitsui Bank.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades