Polonia y sus vecinos no necesitan el euro

El caso polaco es ejemplo clave en el sudeste europeo. Hungría, Rumania o Bulgaria, que clamaban por entrar en la Unión Europea, hoy archivan la idea. En Varsovia, Jaroslaw Kaczynski prefiere el peso oro (zloty) y cree que el euro es un suicidio.

13 diciembre, 2011

<p>Hasta no hace tanto, la expansi&oacute;n del euro se consideraba inevitable, casi un destino manifiesto, un s&iacute;ntoma de &eacute;xito econ&oacute;mico y pol&iacute;tico. Especialmente en los ex cautivos de la cortina de Hierro. Ahora, en Polonia han vuelto a reinar el zloty, el d&oacute;lar y la corona sueca.<br />
<br />
Uno de los motivos esenciales de la fortaleza econ&oacute;mica, precisamente, es no haberse sumado al euro. Ni como moneda &uacute;nica (Eurozona) ni como divisa (UE). No es casual que, durante la crisis sist&eacute;mica occidental (2007/10), el peso oro cay&oacute; ante las monedas &ldquo;fuertes&rdquo;. Entre ellas, el euro. Ello abarat&oacute; exportaciones y mantuvo la econom&iacute;a a flote. <br />
<br />
En rigor, Polonia fue el &uacute;nico socio de la UE que no entr&oacute; en recesi&oacute;n. Durante los debates en el Bundesbank, el contraste entre Varsovia y Berl&iacute;n fue repetidamente subrayado.<br />
<br />
D&iacute;as atr&aacute;s, Jan Vincent Rostowski &ndash;ministro de Hacienda- se&ntilde;alaba que &ldquo;pasar&aacute;n a&ntilde;os antes de que sepamos si la Eurozona tiene bases s&oacute;lidas y es seguro integrarse a ella&rdquo;. No fue tan dr&aacute;stico como el opositor Kaczynski, pero estuvo cerca. Parecidas opiniones circulan por la rep&uacute;blica Checa, Eslovenia, los pa&iacute;ses b&aacute;lticos y Hungr&iacute;a.<br />
&nbsp;</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades