México es el país mediano de mayor desarrollo

Según un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que evaluó las condiciones de salud, educación e ingresos, México tiene el mayor Indice de Desarrollo Humano (IDH) entre los países medianos.

25 junio, 2003

Con un nivel promedio de 0,796 puntos, cerca del 0,800 de los países más desarrollados, y con ningún Estado de la República en el nivel más bajo (inferior a 0,499 puntos), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) insistió no obstante en que el sur del país necesita reducir la desigualdad.

El estudio, centrado en México, está basado en datos que corresponden al año 2000, a fines del cual asumió la presidencia Vicente Fox con la promesa del cambio en el país.

De los 173 países analizados en 2002, México se situó en el puesto 54 de la clasificación, por detrás de Suecia, España y Portugal, pero por encima de Turquía, Bulgaria y la mayoría de los países africanos.

Así en el capítulo de ingresos anuales, la capital mexicana alcanza un nivel promedio de 22.816 dólares, el máximo de la República, mientras que Chiapas se queda en 3.549 dólares, 6,42 veces menos.

Las disparidades regionales dividen el país en cinco zonas cuya prosperidad está en función de su proximidad con Estados Unidos, con el Distrito Federal, donde está la capital mexicana, como excepción.

Así los estados del nordeste, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, todos ellos fronterizos con EEUU, y Durango, presentan los mayores niveles de desarrollo humano.

Tras ellos el PNUD sitúa los de la zona centro, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala y el Distrito Federal, que actúa de foco de riqueza del resto.

En un tercer grupo están la península de Baja California, Sinaloa y Sonora, y un cuarto lo componen los nueve estados que se encuadran entre Zacatecas y Michoacán, al oeste del país.

Los mayores atrasos y la pobreza de México se concentran en Chiapas, Campeche, Guerrero, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Oaxaca, los estados más meridionales del país, cuyos índices de esperanza de vida, PIB per cápita y escolaridad son los más bajos.

Además en varios de ellos la marginalidad está asociada con las condicione de los indígenas, como demuestran los datos del Informe de Indicadores Socioeconómicos de los Pueblos Indígenas de México 2002.

Este documento señala que en Chiapas más de 122.000 indígenas (40,2 por ciento del total de indígenas) sobreviven con menos de un salario mínimo al día (cuatro dólares); en Oaxaca son 176.000 (40,4 por ciento), y en Guerrero, 115.000 (45,7 por ciento), entre los mayores en términos absolutos de la República.

Hasta 1999 México estaba considerado un país con alto desarrollo humano, que llegó a ocupar el puesto 35 entre 1975 y 1980, pero desde ese año, al variar los procedimientos de medición utilizados, bajó un peldaño a los de desarrollo medio.

El PNUD destacó la estabilidad que presenta México en los factores de desarrollo humano analizados desde 1975, pero constató que la desigualdad regional es muy aguda.

Los cinco estados más ricos de México concentran el 37 por ciento de la riqueza nacional, a pesar de que sólo viven en ellos el 17 por ciento de los mexicanos.

El PNUD recalcó que “si bien existió convergencia regional en los niveles de desarrollo por varias décadas, ésta se debilitó notablemente alrededor de los años ochenta”.
Añadió que las conclusiones del mismo son sólo “un punto de partida para el debate nacional sobre la naturaleza del desarrollo en México”.

Finalmente, la agencia de la ONU lamentó “las variadas elecciones metodológicas en los diferentes estudios” realizados por parte de las autoridades para medir el desarrollo humano, que “generan problemas al intentar comparar sus resultados”.
Como consecuencia de estas variaciones, el PNUD consideró que la integración a la medición del desarrollo humano ha sido “parcial y sin la consistencia debida”.

Fuente: EFE

Con un nivel promedio de 0,796 puntos, cerca del 0,800 de los países más desarrollados, y con ningún Estado de la República en el nivel más bajo (inferior a 0,499 puntos), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) insistió no obstante en que el sur del país necesita reducir la desigualdad.

El estudio, centrado en México, está basado en datos que corresponden al año 2000, a fines del cual asumió la presidencia Vicente Fox con la promesa del cambio en el país.

De los 173 países analizados en 2002, México se situó en el puesto 54 de la clasificación, por detrás de Suecia, España y Portugal, pero por encima de Turquía, Bulgaria y la mayoría de los países africanos.

Así en el capítulo de ingresos anuales, la capital mexicana alcanza un nivel promedio de 22.816 dólares, el máximo de la República, mientras que Chiapas se queda en 3.549 dólares, 6,42 veces menos.

Las disparidades regionales dividen el país en cinco zonas cuya prosperidad está en función de su proximidad con Estados Unidos, con el Distrito Federal, donde está la capital mexicana, como excepción.

Así los estados del nordeste, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, todos ellos fronterizos con EEUU, y Durango, presentan los mayores niveles de desarrollo humano.

Tras ellos el PNUD sitúa los de la zona centro, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala y el Distrito Federal, que actúa de foco de riqueza del resto.

En un tercer grupo están la península de Baja California, Sinaloa y Sonora, y un cuarto lo componen los nueve estados que se encuadran entre Zacatecas y Michoacán, al oeste del país.

Los mayores atrasos y la pobreza de México se concentran en Chiapas, Campeche, Guerrero, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Oaxaca, los estados más meridionales del país, cuyos índices de esperanza de vida, PIB per cápita y escolaridad son los más bajos.

Además en varios de ellos la marginalidad está asociada con las condicione de los indígenas, como demuestran los datos del Informe de Indicadores Socioeconómicos de los Pueblos Indígenas de México 2002.

Este documento señala que en Chiapas más de 122.000 indígenas (40,2 por ciento del total de indígenas) sobreviven con menos de un salario mínimo al día (cuatro dólares); en Oaxaca son 176.000 (40,4 por ciento), y en Guerrero, 115.000 (45,7 por ciento), entre los mayores en términos absolutos de la República.

Hasta 1999 México estaba considerado un país con alto desarrollo humano, que llegó a ocupar el puesto 35 entre 1975 y 1980, pero desde ese año, al variar los procedimientos de medición utilizados, bajó un peldaño a los de desarrollo medio.

El PNUD destacó la estabilidad que presenta México en los factores de desarrollo humano analizados desde 1975, pero constató que la desigualdad regional es muy aguda.

Los cinco estados más ricos de México concentran el 37 por ciento de la riqueza nacional, a pesar de que sólo viven en ellos el 17 por ciento de los mexicanos.

El PNUD recalcó que “si bien existió convergencia regional en los niveles de desarrollo por varias décadas, ésta se debilitó notablemente alrededor de los años ochenta”.
Añadió que las conclusiones del mismo son sólo “un punto de partida para el debate nacional sobre la naturaleza del desarrollo en México”.

Finalmente, la agencia de la ONU lamentó “las variadas elecciones metodológicas en los diferentes estudios” realizados por parte de las autoridades para medir el desarrollo humano, que “generan problemas al intentar comparar sus resultados”.
Como consecuencia de estas variaciones, el PNUD consideró que la integración a la medición del desarrollo humano ha sido “parcial y sin la consistencia debida”.

Fuente: EFE

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado