Empeora la situación de Pou

Tras más de cinco horas, su testimonio “irritó” a los miembros de la Comisión Bicameral, que lo citaron para que continúe mañana. La Justicia rechazó un pedido del funcionario.

14 marzo, 2001

(DYN).- Pese a que había sido invitado para defender su posición ante las acusaciones que se le hacen, el presidente del Banco Central (BCRA), Pedro Pou, empeoró su imagen ante la comisión especial parlamentaria que evalúa su gestión, al ofrecer hoy (miércoles 14) la primera parte de su testimonio.

Sin esclarecer las imputaciones que se le hacen por la presunta falta de control del BCRA en casos de lavado de dinero y otorgamiento de redescuentos a entidades en situación financiera crítica, Pou procuró deslindar responsabilidades en otros funcionarios del banco y en otros organismos públicos, como la AFIP y la Secretaría de la Lucha contra la Drogadicción.

Según uno de los miembros de la comisión, la exposición, que se prolongó durante casi cinco horas y media, logró el efecto de “irritar” a los legisladores por “su extensión y por la soberbia con la que habló”.

Por lo prolongado de la exposición, Pou pidió hacer una interrupción y, a pesar de que los legisladores querían continuar tras un cuarto intermedio de media hora, el banquero reclamó continuar mañana. Entonces se fijó una nueva convocatoria para las 10.

Hay algunos miembros de la comisión, como el diputado radical Raúl Baglini, que quieren continuar escuchando la exposición de Pou, pero otros prefieren pasar directamente a las preguntas por considerar que el funcionario estaba buscando dilatar el pronunciamiento de los legisladores.

Pese a esta ampliación del cronograma que tenía la comisión, todas las fuentes consultadas por DYN coincidieron en señalar que el consejo que le deben dar al presidente Fernando de la Rúa “no se extenderá más allá del lunes o martes de la próxima semana”.

Paralelamente, la Justicia rechazó hoy por “impropia” la presentación mediante la cual Pou reclamó el lunes una medida cautelar que impida que una comisión parlamentaria recomiende a De la Rúa la remoción del funcionario.

“La petición se presenta, en el mejor de los casos, como impropia, toda vez que la actuación de la comisión (parlamentaria) no tiene como efecto jurídico inmediato la remoción del presidente del BCRA”, escribió el juez Martín Silva Garretón, del fuero Contencioso Administrativo Federal.

El revés judicial fue notificado al abogado Carlos Caride Fitte, representante de Pou, mientras el funcionario daba extensas explicaciones en el Congreso a la comisión que analiza su desempeño al frente del BCRA y que se dispondría a aconsejar su despido.

Silva Garretón desestimó la medida de “no innovar” solicitada por Pou por entender que a la Justicia le correspondería entender en el asunto en el supuesto de que la comisión tuviera entre sus facultades el despido del funcionario y no el simple “consejo” al Presidente sobre la continuidad en el cargo del titular del BCRA.

“La misión más delicada que compete al Poder Judicial es la de saber mantenerse dentro de la órbita de su jurisdicción, sin menoscabar las funciones que incumben a los otros poderes”, expresó el magistrado al reproducir jurisprudencia sobre el tema.

Y añadió: “El Poder Judicial es llamado por la ley para sostener la observancia de la Constitución Nacional y de ahí que un avance de este poder en desmedro de las facultades de los demás revestiría la mayor gravedad para la armonía constitucional y el orden público”.

(DYN).- Pese a que había sido invitado para defender su posición ante las acusaciones que se le hacen, el presidente del Banco Central (BCRA), Pedro Pou, empeoró su imagen ante la comisión especial parlamentaria que evalúa su gestión, al ofrecer hoy (miércoles 14) la primera parte de su testimonio.

Sin esclarecer las imputaciones que se le hacen por la presunta falta de control del BCRA en casos de lavado de dinero y otorgamiento de redescuentos a entidades en situación financiera crítica, Pou procuró deslindar responsabilidades en otros funcionarios del banco y en otros organismos públicos, como la AFIP y la Secretaría de la Lucha contra la Drogadicción.

Según uno de los miembros de la comisión, la exposición, que se prolongó durante casi cinco horas y media, logró el efecto de “irritar” a los legisladores por “su extensión y por la soberbia con la que habló”.

Por lo prolongado de la exposición, Pou pidió hacer una interrupción y, a pesar de que los legisladores querían continuar tras un cuarto intermedio de media hora, el banquero reclamó continuar mañana. Entonces se fijó una nueva convocatoria para las 10.

Hay algunos miembros de la comisión, como el diputado radical Raúl Baglini, que quieren continuar escuchando la exposición de Pou, pero otros prefieren pasar directamente a las preguntas por considerar que el funcionario estaba buscando dilatar el pronunciamiento de los legisladores.

Pese a esta ampliación del cronograma que tenía la comisión, todas las fuentes consultadas por DYN coincidieron en señalar que el consejo que le deben dar al presidente Fernando de la Rúa “no se extenderá más allá del lunes o martes de la próxima semana”.

Paralelamente, la Justicia rechazó hoy por “impropia” la presentación mediante la cual Pou reclamó el lunes una medida cautelar que impida que una comisión parlamentaria recomiende a De la Rúa la remoción del funcionario.

“La petición se presenta, en el mejor de los casos, como impropia, toda vez que la actuación de la comisión (parlamentaria) no tiene como efecto jurídico inmediato la remoción del presidente del BCRA”, escribió el juez Martín Silva Garretón, del fuero Contencioso Administrativo Federal.

El revés judicial fue notificado al abogado Carlos Caride Fitte, representante de Pou, mientras el funcionario daba extensas explicaciones en el Congreso a la comisión que analiza su desempeño al frente del BCRA y que se dispondría a aconsejar su despido.

Silva Garretón desestimó la medida de “no innovar” solicitada por Pou por entender que a la Justicia le correspondería entender en el asunto en el supuesto de que la comisión tuviera entre sus facultades el despido del funcionario y no el simple “consejo” al Presidente sobre la continuidad en el cargo del titular del BCRA.

“La misión más delicada que compete al Poder Judicial es la de saber mantenerse dentro de la órbita de su jurisdicción, sin menoscabar las funciones que incumben a los otros poderes”, expresó el magistrado al reproducir jurisprudencia sobre el tema.

Y añadió: “El Poder Judicial es llamado por la ley para sostener la observancia de la Constitución Nacional y de ahí que un avance de este poder en desmedro de las facultades de los demás revestiría la mayor gravedad para la armonía constitucional y el orden público”.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades