El año cerró con una fuerte caída en las ventas

El 2000 registró una baja que, en algunos sectores llegó a 45%. Según los representantes del sector, la caída es producto del recorte salarial a los empleados estatales y al aumento de la presión tributaria.

Las ventas en los comercios mayoristas y minoristas sufrieron una baja promedio de 23,5% durante el año que acaba de finalizar 2000; en algunos rubros como el de indumentaria la caída alcanzó a 45%.

Según un estudio realizado por la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias, la caída de los volúmenes de facturación se debió fundamentalmente «al fuerte recorte que sufrieron los empleados estatales en sus salarios y el creciente aumento en la presión tributaria, factores que agudizaron la recesión».

Las ventas cayeron no sólo en los rubros más importantes de los comercios minoristas, sino también en los hipermercados y shopping, donde bajaron entre enero y noviembre 9,3% y 15,3%, respectivamente en comparación con igual período de 1999.

Uno de los rubros más castigados y que mayor repercusión tiene sobre la economía nacional es el de la construcción.

Según el estudio de la Came, la baja en la venta de artículos de electricidad y en materiales (20%) “estuvo directamente relacionada con la grave crisis que sufrió el sector de la construcción, que recién podría ser impulsado en enero con el plan de infraestructura lanzado por el Gobierno”.

La cámara que agrupa al sector expresó su deseo de que «el salvataje financiero obtenido desde el exterior sirva para rectificar la grave recesión y el desempleo» y sostuvo que, con el blindaje, «el Poder Ejecutivo tiene la gran oportunidad de sacar a las pymes del estancamiento que vienen padeciendo».

Las ventas en los comercios mayoristas y minoristas sufrieron una baja promedio de 23,5% durante el año que acaba de finalizar 2000; en algunos rubros como el de indumentaria la caída alcanzó a 45%.

Según un estudio realizado por la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias, la caída de los volúmenes de facturación se debió fundamentalmente «al fuerte recorte que sufrieron los empleados estatales en sus salarios y el creciente aumento en la presión tributaria, factores que agudizaron la recesión».

Las ventas cayeron no sólo en los rubros más importantes de los comercios minoristas, sino también en los hipermercados y shopping, donde bajaron entre enero y noviembre 9,3% y 15,3%, respectivamente en comparación con igual período de 1999.

Uno de los rubros más castigados y que mayor repercusión tiene sobre la economía nacional es el de la construcción.

Según el estudio de la Came, la baja en la venta de artículos de electricidad y en materiales (20%) “estuvo directamente relacionada con la grave crisis que sufrió el sector de la construcción, que recién podría ser impulsado en enero con el plan de infraestructura lanzado por el Gobierno”.

La cámara que agrupa al sector expresó su deseo de que «el salvataje financiero obtenido desde el exterior sirva para rectificar la grave recesión y el desempleo» y sostuvo que, con el blindaje, «el Poder Ejecutivo tiene la gran oportunidad de sacar a las pymes del estancamiento que vienen padeciendo».

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades