Moda, bolsillos y peligro

Para los diseñadores de moda femenina, la seguridad de la persona parece importarle poco.

Se ha comprobado, luego de una investigación formal, que los bolsillos de las pantalones para mujeres son 60% más pequeños que los de los hombres y no sirven para ningún uso práctico. No sirven para dar cabida a los teléfonos más pequeños, ni para una billetera.

 

Esta ha sido la queja desde hace mucho tiempo de las consumidoras femeninas, quienes protestan que la ropa para ellas  vienen, o sin bolsillos, o con ellos demasiado pequeños como para ser de alguna utilidad. Cuando los traen, dicen, son más como una decoración que pensados para guardar cosas.

 

En un análisis realizado en Gran Bretaña entre 80 marcas de jeans, 40 hechos para mujeres y 40 hechos para hombres, se comprobó que los bolsillos para ellas son 60% menos profundos: 14,2cm para ellas frente a 23,1cm para ellos.  También son más angostos. Sólo 40% de los bolsillos en jeans para mujeres pueden guardar alguna de las tres principales marcas de smartphones. Ni siquiera caben las manos mas allá de los nudillos. 

 

En una sociedad insegura como la argentina el detalle cobra mayor importancia. Si además consideramos que ninguna chaqueta para mujer trae algún bolsillo interior donde se puedan llevar las cosas más importantes, eso significa que el uso de la cartera se vuelve obligatorio. Y eso, para un ladrón, es la señal clarísima que dentro de ese accesorio la mujer lleva todo lo que puede tener algún interés para ser robado. 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades