Embarazo: permiten un vaso de vino a la semana

Las mujeres embarazadas que consumen sólo un poco de alcohol  ya no escuchan la amenaza de tener hijos con problemas cognitivos o de conducta, como aseguraban estudios anteriores.

Beber con moderación durante el embarazo ya no está ligado a resultados cognitivos ni de conducta en la infanciaâ€, dice un nuevo estudio en Gran Bretaña. Estudios anteriores relacionaban el beber durante el embarazo con problemas de salud y desarrollo en los niños. Los autores de un nuevo estudio examinaron los efectos de un bajo nivel de consumo de alcohol. 
Los resultados sugieren que los niños nacidos de bebedoras ligeras, las que bebieron dos unidades o menos a la semana, tenían  menos dificultades de conducta que los nacidos de madres que se abstuvieron de beber durante el embarazo. Además, tenían mejores calificaciones en pruebas cognitivas de lectura, matemáticas y habilidades espaciales. 
El trabajo concluye que si bien los niños nacidos de mujeres que bebieron un poquito parecen tener perfiles de desarrollo más favorables comparados con los nacidos de madres que no bebieron una gota de alcohol durante el embarazo, luego de ajustes estadísticos esas diferencias desaparecen. 
El gobierno, no obstante, aconseja a las embarazadas o a quienes intentan concebir, que eviten el alcohol totalmente. Pero que si optan por beber, no deberían consumir más de una o dos unidades una o dos veces a la semana. 
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades