El smog daña más a ciclistas que a peatones

En una ciudad es más dañino pedalear que caminar. La confirmación surge de un experimento realizado en Londres sobre una muestra reducida de personas que van a su trabajo en bicicleta y a pie. Un grupo de expertos afirma que lo mismo podría decirse de todas las grandes ciudades europeas.

26 septiembre, 2011

<p><br />
La gente que anda en bicicleta por Londres y otras grandes ciudades tiene niveles m&aacute;s altos de carbono negro en las c&eacute;lulas de sus pulmones, seg&uacute;n una investigaci&oacute;n realizada en Queen Mary, Universidad de Londres.<br />
<br />
La investigaci&oacute;n, que fue presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias que se celebra en Amsterdam, sugiere que los ciclistas inhalan m&aacute;s carbono negro (o negro de carb&oacute;n) que los peatones. El negro de carb&oacute;n, un material producido por la combusti&oacute;n incompleta de los productos derivados del petr&oacute;leo, puede provocar da&ntilde;o en los pulmones. <br />
<br />
La combusti&oacute;n de carburantes f&oacute;siles resulta en la generaci&oacute;n de grandes cantidades de part&iacute;culas inhalables de holl&iacute;n. Hay cada vez m&aacute;s pruebas de que la inhalaci&oacute;n de esas part&iacute;culas negras est&aacute; asociada a una gran variedad de efectos en la salud, desde ataques card&iacute;acos hasta reducci&oacute;n en la funci&oacute;n pulmonar. <br />
<br />
Los investigadores, bajo la conducci&oacute;n del profesor Jonathan Grigg, se propusieron identificar si la forma en que adultos sanos se trasladan a su trabajo afecta su exposici&oacute;n al carbono negro. Espec&iacute;ficamente, trataron de comprobar la hip&oacute;tesis de que los ciclistas, dada su necesidad de respirar m&aacute;s intensamente, est&aacute;n m&aacute;s expuestos al carbono negro que la gente que camina por la vereda. <br />
<br />
Para comprobar esta teor&iacute;a el estudio compar&oacute; la dosis pulmonar de carbono negro en ciclistas y peatones. Para medir la dosis los investigadores tomaron muestras de c&eacute;lulas macr&oacute;fagas, que son las que ingieren material externo. Recogieron luego muestras de esputo de cinco adultos que se trasladaban diariamente en bicicleta junto con el de otros cuatro que caminaban. Ninguno de ellos era fumador y todos oscilaban entre los 18 y 40 a&ntilde;os. Los resultados mostraron que en esta peque&ntilde;a muestra, los ciclistas tienen 2,3 m&aacute;s carbono negro en sus pulmones que los caminantes. La probabilidad de que esta diferencia ocurriera por casualidad es inferior a uno en 100.</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades