FORMAL

Casa Borja cumple un año y renueva su propuesta

A un año de su inauguración, el restaurante del chef Borja Blázquez apuesta a los platos fuertes de la cocina española y se renueva a base de mariscos, arroz bomba, postres y vinos de las mejores bodegas del país.

30 septiembre, 2016

Comer en el restaurante del chef Borja Blázquez en San Telmo es conocerlo un poco más. Lo tenemos de sus épocas de la tele, cocinando delicias mediterráneas en aguas lejanas o compartiendo sus conocimientos de todo tipo con gran simpatía. Pero comer en su local al que bautizó hace un año con nombre propio, Casa Borja, es también acercarse a su pasión por la cocina y el trabajo, a sus raíces vascas y al auténtico disfrute. El lugar respira San Telmo: aires de bodegón español, azulejos blancos, madera sólida, unos pocos cuadros aquí y allá; algunos objetos de navegación (la otra gran pasión de Borja)  y los acordes de Paco de Lucía de fondo.

Una cocina a la vista permite ver al cocinero en acción: montando un plato, organizando las comandas, mixeando un caldo; siempre haciendo. Y también en el salón, porque no hay detalle que pierda de vista: saludando, sacándose una foto, sirviendo una mesa o compartiendo una receta (que citará exacta con su memoria infalible).

Con 35 cubiertos, ofrece una carta de tapas, paellas y postres tradicionales vascos y españoles.

Entre las primeras se destacan: Plato de 4 pinchos con salmón y kanikama, ensaladilla, pan con tomate y jamón crudo, boquerones; Tortilla de papas con chorizo colorado;  Pulpo a la gallega; Pulpo a la vinagreta;  Langostinos al ajillo; Rabas con mayonesa suave de ajo, limón y perejil; Croqueta de jamón crudo; Boquerones. Entre los principales: Paella de pescados y mariscos; Paella de carnes y vegetales; Paella negra con calamares; Paella vegetariana y Fideua (paella hecha con fideo tostado, pesca fresca, calamares, langostinos y mejillones).

A la hora dulce, la sopa horneada de chocolate negro con helado de chocolate blanco, polvo de naranja y pimienta blanca se convirtió en clásico; el arroz con leche cremoso con ananá asado y helado de coco y las manzanas caramelizadas y perfumadas con chaucha de vainilla, queso cremoso y granita de manzanas verdes, son otras opciones deliciosas.

Para acompañar la cena o el almuerzo de domingo, la carta de vinos ofrece etiquetas seleccionadas. Otra opción es la barra, con una propuesta donde no faltan clásicos como el Negroni, Dry Martini, Old Fashion y Gin Tonics con un toque personal. Es bueno saber que Borja nos da de comer en su casa. Pero Casa Borja no es sólo un restaurante. Aquí se ofrecen cursos cortos y seminarios de un día, con degustación y maridaje. Se dictan los días martes y jueves, y cuestan desde $850. Y ya comienza su etapa de franquicias con celoso seguimiento del chef.

Habrá que consultar y esperar que la calidad se mantenga en los nuevos locales. Aquí está asegurada. Carlos Calvo 571, San Telmo.
Reservas y consultas sobre las clases al (+54 11) 4300-7515 / info@borjablazquez.com  / www.casaborja.com.
Abre sus puertas las noches de viernes y sábados, y los domingos al mediodía.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades