IA aprendió a jugar en equipo

Al aprender a cooperar las máquinas ya juegan como un ser humano.

Ya se sabía que una máquina con IA puede superar a los seres humanos jugando al ajedrez y hasta al más complicado Go. Pero la cooperación, que implica coordinar el juego con un grupo de jugadores para ganarle a otro grupo, eso era un imposible hasta ahora.

 
Los científicos que trabajan en DeepMind, el brazo de inteligencia artificial de Alphabet (Google) lograron que sus algoritmos de IA – aprendizaje profundo — ganen la partida en un video multijugadores online compitiendo con seres humanos, una hazaña que hasta ahora había sido imposible porque implica cooperar con otros jugadores para ganar.

La revista Science, que publica la noticia, dice que los algoritmos mostraron una “asombrosa habilidad” para desarrollar y usar estrategias que aprendieron en forma independiente sin intervención humana. Estos “agentes automatizados” se unen a máquinas y a seres humanos para jugar una versión del videojuego “Quake III Arena Capture the Flag“, o CFT.

El salto adelante que significa esto es impresionante porque es la primera vez que se logra que una máquina pueda calcular cómo reaccionarán los demás, o sea que pueda interactuar socialmente en juegos donde participan muchos jugadores. Según DeepMind esto significa que dan un “rendimiento a nivel humano”.

En la versión CFT de Quaker III cada grupo de jugadores (formados por agentes de IA y por personas de carne y hueso elegidos al azar) intenta capturar la mayor cantidad de banderas quitándoselas unos a otros. De manera que los algoritmos tenían como compañeros a otros algoritmos y a personas de carne y hueso y como oponentes a otros algoritmos y a otras personas.

En el transcurso de 450.000 partidas los agentes de IA (algoritmos de aprendizaje profundo) aprendieron a maniobrar a través del laberinto mientras eliminaban y evadían a los oponentes. Cada uno aprendía de su propia experiencia. En cada una de las partidas los mapas eran diferentes.

El estudio demuestra, dice Science, que la IA de Google puede jugar al nivel de un jugador de carne y hueso, y vencer tanto a otras inteligencias artificiales como a jugadores humanos.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades