Google sale en ayuda del gobierno

Google presentó el martes una moción a la Corte de vigilancia de inteligencia extranjera, donde pide permiso para publicar datos sobre pedidos de seguridad nacional, autorizados por esa corte y que recibiera en el pasado el  motor de búsquedas. 

La  moción es la última medida para controlar la crisis de relaciones públicas que se derivó de las revelaciones de la vigilancia de Internet que realiza el gobierno norteamericano. Es un esfuerzo más de Google por publicar los datos. La semana pasada envió una carta al director del FBI ny al director de inteligencia nacional solicitando la misma cosa, informa The New York Times esta mañana. .
Por ley, los receptores de pedidos de seguridad nacional no pueden reconocer su existencia. Pero con el permiso del gobierno, Facebook, Yahoo, Microsoft y Apple publicaron en los últimos días pedidos de seguridad nacional y criminalidad, incluyendo las autorizadas por el Foreign Intelligence Surveillance Act. Google no lo hizo porque dice que sería menos transparente que lo que ya publicó. Su informe de transparencia separa, desde 2010, los pedidos por tipo, y si aceptara los mismos términos que las otras compañías, no podría publicar el informe de esa forma en el futuro. 
En la moción, Google dice que la Primera Enmienda le da derecho a publicar una cierta cantidad del total de los pedidos y la cantidad de usuarios o cuentas que cubren. 
Dijo que sus ejecutivos habían respondido lo mejor que pudieron a imputaciones de que cooperaba con el gobierno en su vigilancia de Internet , dadas las restricciones del gobierno para darlas a conocer. Pero la compañía dijo que quiere hacer más para proteger su reputación,  sus empresas y sus usuarios, y para aportar al debate público. 
Las compañías tecnológicas están presionando para publicar el número de pedidos del gobierno  para probar que esos pedidos cubren una mínima fracción de usuarios. Aunque las otras compañías dicen que también están pidiendo permiso al gobierno para publicar datos más detallados y que el total de los número es útil para controlar la especulación  poniendo un techo a los pedidos. Otra tecnológica afectada por el programa de vigilancia del gobierno, llamada Prism, también consideró recurrir a la corte secreta, una opción que todavía permanece abierta, según el NYT. Hasta ahora, las empresas han negociado individualmente con el gobierno en lugar de actuar en forma conjunta. 
La medida de Google reveló también que sus dos abogados principales, Kent Walker y Richard Salgado, tienen autorización de seguridad, algo que exige la FISA para el manejo de órdenes y materiales legales reservados. 
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades