El coronavirus acercó el futuro digital

Se venía hablando mucho de la digitalización de las actividades pero el virus hizo que esa realidad se acerque unos cuantos pasos.

En la nueva realidad de distanciamiento social la tecnología es la cuerda salvavidas de millones de personas. En todo el mundo mucha gente obligada a quedarse en su casa conectó Netflix, compró por Internet y se reunió con llamadas de Zoom. En Estados Unidos antes de la crisis solo 5% de las compras de almacén se hacían por Internet. Con la cuarentena ese porcentaje creció a 10-15%. Zoom dice que el número de personas que usaron la app en abril fue 30 veces más grande que en diciembre pasado.

Algo de todo esto puede retroceder cuando termine el aislamiento, pero los cambios que se están produciendo en el trabajo, aprendizaje y compras a distancia son notables. El papel que han tenido las grandes empresas tecnológicas durante la crisis se refleja en la suba del valor de sus acciones.

Para esas empresas, la crisis no solo cimentó su poder de mercado sino que además les brindó la oportunidad de demostrar que pueden ser buenos ciudadanos. La pandemia puso de manifiesto los beneficios de esas plataformas digitales en lo social y en lo económico: conectan a la gente, combaten la desinformación y manejan el boom del e-commerce. Los gobiernos también han recurrido a ellas para que ayuden en el desarrollo de apps de contacto y rastreo.

Todo este avance del sector va a ser difícil de revertir en el futuro inmediato. Muchos de los grandes jugadores usan la crisis para ser todavía más grandes. Están comprando startups como nunca desde 2015. La expansión de Amazon parece no tener límites, ahora está en conversaciones con Zoox, una compañía de autos autónomos.

Todo esto llega justo cuando los gobiernos comenzaban a hacer esfuerzos por regularlas y estimular la competencia. En un mundo de servicios digitales el foco debe ponerse en la estructura del mercado y la concentración de las empresas. La Comisión Europea lleva la delantera en esos esfuerzos. Ataca a los jugadores dominantes con la ley antimonopolio y ha lanzado una consulta pública sobre la regulación de plataformas digitales.

Estados Unidos va a la zaga, pero tanto senadores demócratas como republicanos preparan proyectos que aseguren que los datos recolectados para combatir la pandemia no puedan ser usados para ningún otro fin.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades