El consumo llama a la puerta

Los sistemas de venta directa facturaron el año pasado US$ 1.050 millones en la Argentina y, luego de la recesión que golpeó a la economía en 1999, podrían retomar el camino del crecimiento en los próximos años. Para eso será necesario explorar nuevos rubros -como los de servicios-, para superar el alto grado de maduración que se observa en los tradicionales de cosmética, perfumería y artículos plásticos de bazar. Aquí, algunas claves.

17 noviembre, 2012

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.