Minas argentinas

Con US$ 60.000 millones de reservas medidas en tan sólo una docena de yacimientos metalíferos factibilizados e inmensas áreas aún no exploradas, el futuro minero de la Argentina parece asegurado en la medida que el país implemente una estrategia inteligente y previsible hacia la inversión privada. La jerarquización del área minera en el gabinete del ministro Julio De Vido parece reflejar la prioridad del apoyo para el sector. Sin embargo, el fiasco internacional de Meridian Gold en Esquel por razones ambientales, la demora en el inicio de la construcción de algunos proyectos y la pasividad de las autoridades sectoriales nacionales, encienden luces rojas en el horizonte de los inversores internacionales. Por Matías Maciel

17 noviembre, 2012

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.