El culto al presente inmediato

El liderazgo político que exige el desarrollo

Un país logra consolidar una estrategia de desarrollo cuando, manteniendo las deseables diferencias ideológicas, el mercado político incorpora periódicamente temas que son determinantes del crecimiento y la equidad en el mediano plazo. Por el contrario, un país deteriora su sendero de desarrollo cuando la oferta política y las condiciones de demanda se orientan a cuestiones y decisiones que se nutren exclusivamente de fotografías de un presente continuo. 

21 julio, 2015

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.

Compartir: