Otra fascinante aventura intelectual

El futuro, visto desde el presente

Imaginar el porvenir fue siempre tarea ardua. Pero hasta hace unas décadas era un ejercicio de previsibilidad, con tiempo para construir escenarios. Ahora el ritmo es tan vertiginoso que pensar en lo que vendrá produce angustia y ansiedad, y los puntos de partida son dinamitados cada pocos meses. Pero es imposible cesar toda actividad predictiva.

27 agosto, 2014

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.

Compartir: