El CEM presenta el Observatorio de Cuentas

CABA, en 2016, tuvo $42.000 de recursos disponibles por habitante. Si se contrasta con el promedio de los municipios del conurbano relevados ($6.600 por habitante) es casi siete veces mayor. La desigualdad también se expresa en el reparto de la coparticipación provincial. Al interior del conurbano, los municipios del norte son los más beneficiados. 

En el marco de los Encuentros Metropolitanos, el organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo presentó un observatorio que tiene como objetivo analizar el flujo de los fondos con los que cuentan los municipios y CABA, saber cuál es su origen, cómo se usan y cuánto dependen de decisiones políticas externas al propio distrito.

El director del CEM, Matías Barroetaveña, destacó que este tipo de estudios son importantes para: “identificar cuáles son los recursos con los que se cuenta, con el objetivo establecer cuáles son los criterios de equidad y de desigualdad tanto en el financiamiento como en la utilización y ejecución de esos recursos”. Y agregó: “Esto permitirá plantear una región metropolitana que pueda dar un salto en la resolución de sus principales problemas”.

Entre los principales resultados se observa que Vicente López es el distrito del conurbano con mayores recursos por habitante, con más de $14.000 durante 2016. Este número es tres veces superior al de Florencio Varela, Almirante Brown, Moreno y La Matanza quienes, en 2016, contaron con menos de $4.500 por habitante.

La desigualdad también se expresa en el reparto de la coparticipación provincial. Los distritos del conurbano reciben por habitante la mitad de lo que reciben los otros 111 municipios. En los 24 distritos del conurbano habitan dos tercios de los bonaerenses y recibe solo la mitad de la coparticipación.

Al interior del conurbano, los municipios del norte son los más beneficiados. Malvinas Argentinas, San Isidro, Vicente López, San Miguel y Merlo son los cinco distritos que reciben más fondos coparticipables por habitantes. Dentro de los cinco más perjudicados están Moreno, Tigre, Ezeiza, Tres de Febrero e Ituzaingó.

En lo que respecta a CABA, en 2016, tuvo $42.000 de recursos disponibles por habitante. Si se contrasta con el promedio de los municipios del conurbano relevados ($6.600 por habitante) es casi siete veces mayor. Aún más, si se comparan los recursos porteños per cápita respecto a los de La Matanza, Moreno o Florencio Varela resulta que los porteños tienen 10 veces más por habitante que sus vecinos del conurbano.

Del Encuentro participaron el Consejo Económico y Social de CABA, la Auditoria de la Ciudad de Buenos Aires, Cippec, la Fundación Metropolitana, la COCAMBA, The New School de Nueva York, el Instituto Germán Abdala y el Gabinete Metropolitano, entre otros.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades