¿Cómo minimizar el contagio de Covid-19 en áreas de uso público?

Una empresa argentina desarrolló dispositivos para sanitizar ascensores, escaleras mecánicas, subtes y trenes, baños públicos y cajeros automáticos, mediante rayos UV, entre otras soluciones.

El gran desafío de la ¨nueva normalidad¨ pos cuarentena es minimizar la dispersión y el contagio de Covid-19 en áreas de uso público. Con la apertura, ¿quién estaría dispuesto a compartir un ascensor, un tren de larga distancia, baños públicos o, incluso, esperar unos minutos en el cubículo encerrado de los cajeros automáticos?

Los expertos ya han dejado claro que los lugares cerrados y con concentración de gente son un caldo de cultivo para las infecciones. Más aún, si se trata de cubículos pequeños y sin airear, como los ascensores, los baños o algunos cajeros.

Para dar solución a esto, una empresa argentina desarrolló dispositivos para sanitizar ascensores, escaleras mecánicas, subtes y trenes, baños públicos y cajeros automáticos. Se trata de Servas, una compañía oriunda de la localidad bonaerense de Laferrere y que, desde 1975, ofrece soluciones verticales en Argentina y en la región.

Una solución esperada

Con la creciente apertura de la actividad y movilidad en el país, mientras transitamos los picos más álgidos de la pandemia de Covid-19, la firma puso a disposición una gama de productos diseñados para prevenir contagios. Claro que no solo de coronavirus, sino de otros tantos virus y bacterias característicos de los espacios públicos cerrados.

El sistema de desinfección tiene como base la acción de rayos ultravioletas, que sirven para ascensores, escaleras mecánicas, subtes y trenes, baños públicos y cajeros automáticos.

¿Cómo funciona?

¨El sistema de desinfección automática de ascensores desarrollado por Ascensores Servas utiliza luz ultravioleta para desinfectar automáticamente el interior de las cabinas de ascensores. Cuenta con un sistema de control que permite detectar cuando el ascensor se encuentra detenido y sin uso, para iniciar de forma automática la desinfección. El equipo posee controles redundantes que permiten garantizar que no haya personas dentro de la cabina, para poder iniciar el proceso de desinfección sin molestar a los usuarios¨, explica José Ignacio Aizpun, gerente de Ingeniería y Desarrollo de Ascensores Servas.

La luz ultravioleta irradia la botonera de cabina, los pasamanos, espejos, y todos los paneles de la cabina. De esta forma, se neutralizan todos los patógenos que puedan quedar depositados en esas superficies por personas infectadas, inclusive, el Covid-19.

En los casos donde los ascensores están en constante uso (hospitales y centros comerciales, por ejemplo, donde hay 3 o 4 ascensores funcionando en grupo), el sistema establece una comunicación con la computadora de los ascensores para derivar a los pasajeros a las demás unidades, y toma el control de uno de ellos por 30 segundos para realizar la desinfección de forma automática y transparente. Los pasajeros no perciben ninguna molestia ni se les impide subir o bajar por los demás ascensores. Este procedimiento se realiza en cada ascensor en forma alternada para no perjudicar el normal funcionamiento del establecimiento cada 10 minutos. Si durante esos 10 minutos hubo un momento en el que algún ascensor no se estuvo utilizando, entonces se aprovecha ese momento para desinfectarlo en forma automática y de esa manera se evita forzar la captura de la unidad.

Este sistema de desinfección con luz ultravioleta se puede utilizar en cabinas con superficies de acero inoxidable, espejos, o incluso cabinas panorámicas de vidrio. Se pueden instalar en cualquier tipo de ascensores existentes, siempre y cuando tenga puertas automáticas (es decir, que no tengan puertas de tijera o de tablilla).

Dispositivos ¨contactless¨ para ascensores

Los botones de ascensores son superficies de contacto frecuente, especialmente en edificios de alto tránsito como grandes oficinas, edificios gubernamentales, y centros comerciales. ¨Para atenuar este vector de transmisión de patógenos, Servas desarrolló botoneras que se pueden accionar sin contacto. Para llamar al ascensor, basta con acercar la mano a la botonera para que éste detecte al pasajero. Dentro de la cabina, uno puede seleccionar el piso hacia donde se dirige simplemente señalando y acercando el dedo al indicador del piso deseado¨, explica Aizpun.

Desinfección de pasamanos para escaleras mecánicas

Los equipos de desinfección de pasamanos para escaleras mecánicas utilizan el mismo principio que los ascensores, aplicando luz ultravioleta sobre el pasamanos. Es un equipo fijo que se instala dentro del mecanismo de tracción de la escalera y los pasamanos, y funciona constantemente, desinfectando el pasamanos a medida que este circula. Si la escalera mecánica cuenta con sistemas de ahorro de energía, y se detiene cuando no está en uso, el equipo de desinfección se detiene automáticamente también, para preservar la vida útil y ahorrar energía.
Se pueden instalar en cualquier escalera automática existente.

Desinfección de medios de transporte masivo, baños públicos y cajeros automáticos

El equipo detecta que no haya personas en el recinto, e irradia todas las superficies con luz ultravioleta para desinfectarlas. Cada espacio requiere un estudio particular para seleccionar las mejores posiciones donde conviene ubicar las fuentes de luz ultravioleta. En el caso de baños públicos y cajeros automáticos, se utiliza un sistema de apantallamiento para diseccionar la luz hacia las superficies deseadas, y evitar que la luz llegue a las personas que puedan estar circulando por el área. Si una persona se acerca, el equipo la detecta automáticamente y se apaga.

Para subtes y trenes, el sistema está preparado para detectar cuando las formaciones llegan a la cabecera, y todos los pasajeros se retiran de los vagones. En ese momento, comienza el proceso de desinfección automática, y cuando termina, permite el ascenso de los demás pasajeros.

Purificación de aire para ascensores

Servas desarrolló un sistema de aire forzado que toma aire del exterior de la cabina, y luego de filtrarlo con filtros HEPA5, inyecta el aire limpio en el cubículo, reemplazando completamente el aire cada 2 minutos. Los filtros internos son desinfectados automática y periódicamente con luz ultravioleta.

Recomendaciones vs realidad. ¿Cómo será el futuro del transporte en ascensores?

¨Estamos muy preocupados ya que creemos que no hay verdadera conciencia de la gravedad de la situación. Todas las recomendaciones coinciden con que se debe guardar 2 metros de distancia entre las personas, que no hay que tocar superficies contaminadas. Y las soluciones que se ofrecen es viajar de a 1 ó 2 pasajeros por viaje por cabina, o que viajen 4 pasajeros en una cabina para 20 pasajeros. Si bien al principio lo que se escucha parece coherente, la realidad demuestra que es inviable, por una simple cuestión de tiempo¨, reflexiona José Ignacio Aizpun.

Cuando se abran los edificios, Torres, Hoteles, Shoppings o edificios públicos, no será viable aplicar esa medida porque simplemente el personal tardaría 10 hs en ingresar al edificio a trabajar en lugar de la hora que tomaba antes de la pandemia.

Es decir, ningún edificio podría estar operativo a menos que los usuarios reales disminuyeran al 10% de los que circulaban antes de la aparición del Covid-19. ¨Por eso consideramos clave pensar en soluciones ingenieriles más avanzadas, como las que proponemos”, destaca.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades