Prometedor 2014 para bonos en EE.UU. y Latam

Presentan buenas perspectivas los bonos a tasa variable de empresas industriales y petroleras de Brasil y México, y de los sectores financiero y de consumo básico de los países andinos. En Argentina, expectativa por subsidios a la energía y al transporte.  

Comenzó la consolidación fiscal en Argentina, liderada por las provincias. Sin embargo, el equipo de estrategia de Puente espera un menor déficit fiscal consolidado para 2013 (2,7% del PBI, desde 3,3% en 2012), debido principalmente a la reducción del desequilibrio en las provincias, cuya elevada presión fiscal y las crecientes demandas salariales harán recaer la mayor parte del ajuste en la nación durante 2014. Reducir los subsidios al sector energético y al transporte público será la clave.

 

“La recuperación de EE.UU. y el aumento de la inversión pública en Latinoamérica impactarían positivamente en los bonos de la región a tasa variable en 2014”, según el informe realizado por Gastón Sempere, analista de Research de Puente.

 

La Fed decidió reducir sus estímulos monetarios gracias a la mejora registrada en el mercado laboral (la tasa de desempleo cayó a 7%, su menor nivel desde noviembre 2008). En este contexto de recuperación económica, los bonos corporativos a tasa variable del sector financiero y del sector de consumo básico de EE.UU. podrían ser favorecidos.

 

En Latinoamérica, la reducción de los estímulos monetarios de la Fed ya estaba incorporada en las expectativas de los inversores.

 

En un mundo con menor volatilidad global, la performance de los bonos latinoamericanos estará más vinculada a las perspectivas económicas de cada país y a la recuperación de EE.UU. en 2014.

 

Menos estímulos monetarios con tasa mínima

 

La Reserva Federal (Fed) redujo sus compras de bonos del Tesoro de EE.UU. y bonos respaldados por hipotecas a USD 75.000 mn mensuales, desde USD 85.000 mn mensuales, gracias a las mejoras registradas en el mercado laboral (la tasa de desempleo cayó a 7%, su menor nivel desde noviembre 2008).

 

Aunque el comunicado de la Fed destacó que no hay un curso preestablecido para la futura reducción de estímulos, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, señaló que “(el organismo) seguiría reduciendo las compras de activos en cada reunión de modo mesurado”, y que USD 10.000 mn de recorte de compras por reunión podría ser tomado como un “rango indicativo”.

 

Por otro lado, el comunicado señaló que una caída de la tasa de desempleo por debajo de 6,5% no sería suficiente para aumentar la tasa de interés de referencia: la inflación debería aumentar, además, a 2% anual.

 

Bonos corporativos a tasa variable de EE.UU.

Los bonos corporativos a tasa variable serían favorecidos por el fortalecimiento de los balances de las compañías, en un contexto de recuperación económica.

 

De este modo, anticipando presiones alcistas sobre las tasas de interés en el mediano plazo, creemos que los bonos a tasa variable, y también aquellos de corto y mediano plazo, y de altos cupones, experimentarían menor volatilidad. 

 

Los bancos y las aseguradoras podrían ser favorecidos por las mayores tasas de interés, ya que aumentarían los márgenes de ganancia de sus negocios. Además, en los últimos años la solvencia de las entidades del sector y la calidad de sus carteras de préstamos mejoraron debido a la mayor regulación desde la crisis financiera.

 

Por su parte, el sector de consumo podría ser favorecido por un mayor poder adquisitivo de las familias, gracias a: i) un mercado laboral más sólido, ii) una inflación moderada (con menores costos de energía respecto años anteriores), y iii) el efecto riqueza causado por la suba en el mercado de acciones.

Latinoamérica

 

La menor volatilidad de los mercados globales durante los últimos meses favoreció a los activos de la región. Aunque la Fed finalmente haya decidido reducir sus estímulos monetarios, esta decisión ya estaba incorporada en las expectativas de los inversores, que volvieron a invertir en la región luego del período de volatilidad del 2T13.

 

De este modo, en un mundo con menor volatilidad global (el crecimiento de China se estabilizó, Europa salió de la recesión, se alcanzó un acuerdo fiscal en EE.UU.), se espera que la performance de los bonos latinoamericanos esté más vinculada a las perspectivas económicas de cada país.

 

Bonos latinoamericanos

 

La desaceleración económica de la región en 2013 ya fue superada (Latinoamérica cerraría el año con un crecimiento de 2,7% anual, el menor en cuatro años).

 

Para 2014, el FMI espera una aceleración del crecimiento a 3,1%. En particular, según el FMI, Brasil registraría un menor consumo de las familias por la reducción del poder adquisitivo de los salarios debido a la inflación (5,8% a/a en noviembre), mientras que su sector exportador resultaría favorecido, tanto por la debilidad del real como por la recuperación de la demanda externa.

 

Por su parte, México superó la caída en la actividad de la construcción que sufrió durante el 1S13, y comienza a ser favorecido por el avance de EE.UU. y por mayores niveles de inversión pública. En los países andinos (Chile, Colombia y Perú) y en Uruguay, el crecimiento se moderó, pero las tasas de desempleo se mantienen por debajo de sus niveles estructurales, y la capacidad ociosa es limitada. 

 

 

Brasil, México y países andinos

 

Las grandes compañías petroleras nacionales de Latinoamérica, como Pemex y Petrobras, están realizando significativas inversiones para aumentar su producción.

 

Además, la reforma energética sigue su curso en México, y Petrobras buscaría aumentar los precios de sus productos para no ser afectada por el calendario electoral.

 

Por otro lado, a pesar que el crecimiento de México y de Brasil es moderado, sus compañías industriales serían favorecidas por una recuperación de la demanda internacional, tipos de cambio más competitivos y altos niveles de inversión pública.

 

Entre los países andinos, los bancos de Perú continúan siendo favorecidos por el elevado crecimiento de su economía y del crédito para las familias y las pymes.

 

Por su parte, la mayoría de las grandes compañías de consumo básico de la región redujeron su apalancamiento financiero en 2013 y tienen planes de expansión.

 

Entre los planes de expansión se destacan los siguientes: i) la mexicana Sigma Alimentos se quedó con el 45% de Campofrio, ii) Brasil Foods declaró estar buscando oportunidades de crecimiento en los mercados internacionales, y iii) Grupo Bimbo habría realizado una oferta de compra de la empresa Canada Bread. No obstante, dado que el retiro de estímulos de la Fed está causando un aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU., los bonos de menor plazo y los bonos a tasa variable de estos sectores experimentarían menor volatilidad.

Argentina

 

Gracias a las reformas impositivas aplicadas a fines de 2012, esperamos que las provincias reporten en 2013 un resultado primario neutro por primera vez desde 2010.

 

Por su parte, la nación mantuvo una expansión fiscal en 2013, con mayor déficit primario, a pesar de cierta reducción del déficit financiero como porcentaje del PBI (en parte debido a que no hubo pago de los cupones del PBI en 2013). 

 

Provincias

 

La consolidación fiscal estuvo impulsada por aumentos en los impuestos en las provincias, procesos efectivos de negociación salarial y un control moderado en la inversión en bienes de capital, a pesar de la expansión fiscal de la nación.

 

Nuestro jefe de estrategia, Alejo Costa, considera que el margen para un mayor ajuste en las provincias es limitado, y que probablemente la nación continúe la consolidación fiscal en 2014 a través de una reducción de los subsidios al sector energético y al transporte público, que representan 2,7% y 0,9% del PBI, respectivamente.

 

Una reducción de estos subsidios no solo disminuiría el déficit financiero, sino que también quitaría presión a la expansión monetaria.

 

Nuestro equipo de estrategia estima que una reducción de los subsidios de 1% del PBI en 2014 reduciría la expansión monetaria de 27% (en su escenario base) a 18% anual.

 

Mejora fiscal estacional

 

La provincia de Buenos Aires registró un crecimiento de sus ingresos 16 pp a/a por encima de sus gastos en los primeros tres trimestres de 2013, seguida por la Ciudad de Buenos Aires (10 pp a/a), y las provincias de Mendoza (2 pp a/a) y Córdoba (1 pp a/a).

 

Nuestro equipo de estrategia espera que la consolidación fiscal de las provincias continúe en 2014 con cierta moderación, debido al menor impacto de la reforma fiscal de 2012, a las importantes demandas sociales y a una desaceleración del crecimiento de los ingresos, en línea con una menor actividad económica.

 

No obstante, este escenario enfrenta dos riesgos: i) mayores incrementos salariales en las paritarias gremiales, y ii) una aceleración en la depreciación del peso, que incremente los servicios de deuda en moneda extranjera de las provincias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades