Petróleo: quiebra récords por inesperada baja de existencias

Los tejanos medios saltaron a una máxima sobre US$ 112,20 el barril, que luego cedió a 111,50. El Brent londinense llegó a US$ 109,35, para amainar a 109. Igual, son récords y afectaban a las principales bolsas.

La clave reside en los inventarios norteamericanos de crudos (bajaron 3.200.000 barriles), por una sorpresiva caída de importaciones, que dejó en el aire las estimaciones de varios analistas. También se redujeron las existencias de naftas y otros refinados. Por cierto, las importaciones volvieron a niveles por debajo de hace un año. Esto ocurre ya cerca del verano boreal, cuando aumenta el uso de naftas en EE.UU.

Sube además la inquietud por el abasto de diésel oil, dada su demanda en Europa occidental y Asia oriental. En Londres, el gas oil alcanzó otro máximo absoluto: US$ 1.027 la tonelada métrica.

Otro factor coadyuvante es la debilidad del dólar. El euro avanzó cerca de su record y llegó a US$ 1,594; o sea, 63,1 centavos por dólar. Por supuesto, los riegos de recesión también pesan, pues muchos creen ya que –en la reunión del miércoles 30- la Reserva podría rebajar medio punto las tasas referenciales.

En este contexto, el oro rebotaba a US$ 935 la onza troy. Entretanto, el Wall Street el Dow Jones 30 perdía 0,4%, el Standard&Poor’s 0,8% y 1,13% el Nasdaq compuesto. Esto refleja también trimestrales poco gratos en materia de utilidades.

La clave reside en los inventarios norteamericanos de crudos (bajaron 3.200.000 barriles), por una sorpresiva caída de importaciones, que dejó en el aire las estimaciones de varios analistas. También se redujeron las existencias de naftas y otros refinados. Por cierto, las importaciones volvieron a niveles por debajo de hace un año. Esto ocurre ya cerca del verano boreal, cuando aumenta el uso de naftas en EE.UU.

Sube además la inquietud por el abasto de diésel oil, dada su demanda en Europa occidental y Asia oriental. En Londres, el gas oil alcanzó otro máximo absoluto: US$ 1.027 la tonelada métrica.

Otro factor coadyuvante es la debilidad del dólar. El euro avanzó cerca de su record y llegó a US$ 1,594; o sea, 63,1 centavos por dólar. Por supuesto, los riegos de recesión también pesan, pues muchos creen ya que –en la reunión del miércoles 30- la Reserva podría rebajar medio punto las tasas referenciales.

En este contexto, el oro rebotaba a US$ 935 la onza troy. Entretanto, el Wall Street el Dow Jones 30 perdía 0,4%, el Standard&Poor’s 0,8% y 1,13% el Nasdaq compuesto. Esto refleja también trimestrales poco gratos en materia de utilidades.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades