Londres ¿a punto de fagocitarse la bolsa de Milán?

Algunos analistas temen que sea un grave error, para los italianos, fusionarse con un mercado que no está en la Eurozona y se aferra a una antigualla, la libra. En tanto, la bolsa de Nueva York observa.

El miércoles se confirmó, para este jueves, una reunión “en la cumbre”. De ahí saldría el aprobación del directorio milanés para entablar negociaciones con vistas a integrar “piazza affari” con un mercado dominante, Londres.

Uno de los problemas, nada menor, es que –merced al “espléndido aislamiemto” heredado del siglo XVIII- el piso londinense ni siquiera está en el área del euro. Vale decir, los trece socios de la Unión Europea (son veintisiete en total) que adhieren a la moneda única. Pero, para medios como el “Corriere della sera”, será algo natural: textos y titulares abundan en un pintoresco inglés macarrónico.

El esquema consiste en armar un holding, registrado en Gran Bretaña, que controle simultáneamente ambas plazas. La operación depende de cuatro accionistas dominantes en la bolsa milanesa: los bancos Unicredito-Capitalia (20%), Intesa-SanPaolo (18,7%). Mediobanca (10,4%) y Popolare Verona (7,1%). Pasarán de sapos grandes en un pozo chico a sapos chicos en un pozo grande.

Desde la platea observa NYSE group (Wall Street), ya fusionado con Euronext, un sistema que reúne Parìs, Amsterdam, Bruselas y Lisboa. En cuanto a Milán su actual panel cuenta con 273 cotizantes. Naturalmente, falta ver qué hará al Commissione nazionale per società e borse (Consob) la reguladora del mercado italiano.

Si el proyecto prospera, Madrid -una bolsa más chica- quedará apretada entre Londres-Milán, Euronext y Fráncfort. Tod esto mientras el emirato de Dubái trata de copar siete bolsas nórdicas centradas en Estocolmo.

El miércoles se confirmó, para este jueves, una reunión “en la cumbre”. De ahí saldría el aprobación del directorio milanés para entablar negociaciones con vistas a integrar “piazza affari” con un mercado dominante, Londres.

Uno de los problemas, nada menor, es que –merced al “espléndido aislamiemto” heredado del siglo XVIII- el piso londinense ni siquiera está en el área del euro. Vale decir, los trece socios de la Unión Europea (son veintisiete en total) que adhieren a la moneda única. Pero, para medios como el “Corriere della sera”, será algo natural: textos y titulares abundan en un pintoresco inglés macarrónico.

El esquema consiste en armar un holding, registrado en Gran Bretaña, que controle simultáneamente ambas plazas. La operación depende de cuatro accionistas dominantes en la bolsa milanesa: los bancos Unicredito-Capitalia (20%), Intesa-SanPaolo (18,7%). Mediobanca (10,4%) y Popolare Verona (7,1%). Pasarán de sapos grandes en un pozo chico a sapos chicos en un pozo grande.

Desde la platea observa NYSE group (Wall Street), ya fusionado con Euronext, un sistema que reúne Parìs, Amsterdam, Bruselas y Lisboa. En cuanto a Milán su actual panel cuenta con 273 cotizantes. Naturalmente, falta ver qué hará al Commissione nazionale per società e borse (Consob) la reguladora del mercado italiano.

Si el proyecto prospera, Madrid -una bolsa más chica- quedará apretada entre Londres-Milán, Euronext y Fráncfort. Tod esto mientras el emirato de Dubái trata de copar siete bolsas nórdicas centradas en Estocolmo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades