Buenas expectativas para invertir en propiedades

Desde que fue reglamentada, la ley de incentivo a la construcción generó buenas expectativas para quienes buscan invertir en propiedades y aprovechar las ventajas que el nuevo régimen ofrece para los contribuyentes.

En un contexto de actividad afectada por la pandemia y con nuevos desafíos para el sector, los beneficios fiscales convierten a este esquema en una buena oportunidad para comprar propiedades en Pilar, un distrito que crece en infraestructura y ofrece desarrollos que se destacan con virtudes y ubicación estratégica.

En ese sentido los desarrolladores alientan esta normativa que suma méritos para destacarse. Su principal objetivo apunta a que las inversiones se canalicen tanto en la construcción de obras privadas nuevas como en las que tengan un avance inferior al 50%, y su mayor virtud es que permite impulsar a un sector que viene mostrando signos de recuperación pero que también sufrió el impacto de la pandemia.

Uno de sus puntos fuertes es que se trata de un régimen clave para el mercado de inversores que quiere invertir en ladrillos, porque permite el diferimiento en el pago de impuestos sobre Bienes Personales y Ganancias para quienes inviertan en obras en construcción y además habilita la normalización o blanqueo de la tenencia en moneda nacional y extranjera para la compra de inmuebles.

Dos puntos muy importantes que ya motorizan el interés en complejos que adhieren a la normativa y que atraen con departamentos nuevos con amenites que se adaptan a las nuevas tendencias para habitar.

Estos nuevos beneficios hacen que la ley sea una buena noticia para aquellos que desean aprovechar las ventajas de vivir en Pilar, una zona potenciada del Gran Buenos Aires, con verde, excelentes servicios, calidad de vida y un entorno que, en tiempos de pandemia, es cada vez más demandado por quienes buscan dejar atrás la ciudad para instalarse en una de las mejores zonas del corredor norte.

El Grupo Farallón cuenta con varios desarrollos que resaltan esas virtudes del distrito, y adhieren al régimen de esta nueva ley de incentivo a la construcción sumando el complejo de departamentos San Gerónimo en este nuevo esquema, con todos los requisitos de la normativa.

Quienes estén enmarcados en estas condiciones tienen una buena oportunidad para invertir en el proyecto, que ya está en obra sobre la RN 8 a la altura del km 52 de Panamericana y que tendrá departamentos monoambientes y de 1 y 2 dormitorios con amenities y las comodidades de un exclusivo condominio moderno en un entorno ideal y con un diseño innovador en todos sus espacios.

El complejo apunta a un público joven, parejas o familias con chicos, incluso a quienes buscan comprar un departamento como forma de inversión segura frente a la inflación.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades