Acuerdo global en biodiversidad. Ahora falta ver cómo se avanza

La Conferencia sobre Biodiversidad de la ONU finalizó y concluyó con luces y sombras. La Convención sobre la Diversidad Biológica a menudo se considera el equivalente de las charlas climáticas en biodiversidad, con el Marco Global para la Biodiversidad Post-2020, denominado el «Acuerdo de París para la Biodiversidad».

21 diciembre, 2022

La COP15 tuvo una connotación particular de emergencia, ya que conllevaba poner en práctica medidas globales con el objetivo de alcanzar resultados para el 2030. Slow Food da la bienvenida a un nuevo marco de biodiversidad estableciendo objetivos y propósitos.

«Es algo positivo que el marco de biodiversidad global se base en un enfoque centrado en los derechos humanos. El marco reconoce el derecho humano a un medioambiente sostenible, limpio y saludable, y este es evidentemente un resultado positivo», afirma Edward Mukiibi, presidente de Slow Food. «A principios de este año compartimos con los responsables de la toma de decisiones nuestras peticiones de tener un Marco Global de Biodiversidad. El texto negociado incluye muchas de nuestras peticiones, con fuertes referencias al papel fundamental de los pueblos indígenas, a la agroecología y a los mecanismos incentivadores para proteger la biodiversidad”.

“Tal como lleva defendiendo Slow Food durante décadas, la biodiversidad en el alimento y en la agricultura es indispensable para la seguridad alimentaria, el desarrollo sostenible y el suministro de numerosos servicios vitales de los ecosistemas. Según avanzamos desde el texto sobre el marco de biodiversidad global hacia su ejecución, quiero subrayar de nuevo la necesidad de dinero público para los sistemas alimentarios agroecológicos: solamente los sistemas de cultivo agroecológicos que produzcan alimentos para consumo humano y animal que contribuyan a la sostenibilidad ambiental, económica y sociocultural de las comunidades deberían recibir apoyo financiero. Solo si se concede un reconocimiento político e institucional a los agricultores agroecológicos podremos alcanzar los objetivos de la COP15».

El texto incluye un acuerdo para eliminar subsidios que sean perjudiciales para la biodiversidad, mientras que se hace un llamado a los países más ricos para aumentar la ayuda financiera a los países en vías de desarrollo a 20 mil millones de dólares anuales para el 2025, llegando a los 30 mil millones de dólares anuales en el 2030.

Otro resultado importante es el acuerdo que protege un tercio de la superficie de la Tierra de la explotación humana lo cual se acordó, en el acuerdo «30×30», asegurando que el 30% de las áreas terrestres y marítimas se conservará y se gestionará de manera efectiva para finales de esta década, y se restaurarán miles de millones de hectáreas de ecosistemas, incluyendo humedales y bosques.

 

Dali Nolasco Cruz, miembro de la Junta Asesora de Terra Madre Indígena y de la Junta de Slow Food, añade: «Uno de los resultados positivos de esta COP, especialmente en el Objetivo 3 sobre la protección de un tercio de los océanos y territorios terrestres del mundo, es que hemos podido incluir un lenguaje firme sobre los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales, sobre el uso sostenible y consuetudinario de los recursos naturales, sobre sus conocimientos tradicionales y sobre el consentimiento libre, previo e informado. Ahora debemos garantizar la aplicación del Marco Mundial para la Biodiversidad, porque la crisis medioambiental no puede resolverse sólo sobre el papel, y los pueblos indígenas y las comunidades locales han estado históricamente a la vanguardia en nuestros territorios para defender la vida y la madre tierra. Sabemos que nos enfrentamos a grandes retos para lograr la aplicación en nuestros países, pero esto puede considerarse un paso adelante.»

A pesar de ser un acuerdo histórico, no es perfecto. Por ejemplo, únicamente se anima a las empresas, no se les obliga, a informar sobre su impacto en la biodiversidad. Esta referencia en cuanto a reducir el riesgo de pesticidas en un 50% no hace ninguna referencia a la reducción de su uso generalizado, aunque aplaudimos el hecho de que la referencia no se descartara por completo, lo que parecía que iba a suceder durante las negociaciones.

El resultado histórico únicamente cumplirá con las expectativas si se pone en práctica de manera efectiva y si los recursos prometidos se movilizan a tiempo. Desgraciadamente, al acuerdo le falta un mecanismo para hacer que los gobiernos sean los responsables de tomar medidas si los objetivos no se cumplen. Los países deben ahora llevarlo a cabo convirtiendo este marco de biodiversidad global en planes y políticas nacionales y ambiciosas.

(Slow Food lleva más de 20 años trabajando en la biodiversidad, que apoya la agricultura y la producción alimentaria: especies y variedades de plantas, razas animales, insectos beneficiosos, microorganismos, ecosistemas, conocimiento y cultura.)

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    Revista Mercado