IV.- La banca virtual abre la cancha.

Esta es la cuarta entrega de diez lineamientos que surgieron en los noventa y prometen consolidarse en los próximos años. Hoy: Los servicios financieros del nuevo milenio.

El negocio de los servicios financieros se redefine para la economía online del siglo XXI. En el año que se inicia, la información sobre el dinero llegará a ser más importante que el dinero mismo.

Esta afirmación está avalada por el ritmo de la actividad en 1999: mercados de valores volátiles, fusiones de varios miles de millones de dólares y el surgimiento de una nueva clase de inversores online, y la certeza de que más de lo mismo vendrá en el 2000. Para seguir siendo competitivos en este torbellino, los proveedores de servicios financieros tendrán que agregar valor a la actividad central de prestar o invertir dinero. Los novedosos servicios que se brindan en Internet prepararán el terreno hacia la rentabilidad.

Las consecuancias probables serán:

* Los supermercados financieros globales reemplazarán a los bancos tradicionales. (Excepciones: bancos que atienden mercados de nicho o brindan un servicio excepcional a un costo razonable). Esos conglomerados geográficamente diversos significan la posibilidad de obtener todo en un solo lugar: banco, acciones, seguros, fondos mutuales y otros servicios.

Los mega-acuerdos seguirán ocurriendo mientras la consolidación rinda beneficios tales como costos compartidos, venta cruzada y reconocimiento global. Cuando el polvo se asiente sólo quedarán en pie las unidades de cinco a diez mil millones de dólares.

El negocio asumirá la forma de una barra para levantar pesas. En un extremo, monstruos globales que cuidarán los intereses de megacorporaciones multinacionales y manejarán fondos de pensión por miles de millones de dólares. En el otro extremo, instituciones más pequeñas y ágiles ofrecerán servicios especializados.

Y en el medio, individuos y pequeñas empresas que llevarán sus negocios a pequeños bancos comunitarios y a la Internet. Estas opciones interesarán al creciente número de clientes que sienten que perdieron en este nuevo acomodamiento de la consolidación de grandes bancos y quieren pagar menos tarifas, obtener más ganancias y más servicios personales o, al menos, más comodidad y control. Los bancos virtuales ahorran dinero brindando servicios por Internet y evitando los costos fijos que soportan las sucursales. Pasan entonces sus ahorros a los clientes.

La posibilidad de realizar transacciones online será bienvenida por muchos traders, hábiles en el manejo de su propio dinero. Como las transacciones se van a volver muy baratas, puede haber un enorme surgimiento en el número de serios inversores online además de traders que hacen docenas de transacciones por día.

Aquí, las oportunidades serán para:

* Bancos pequeños que ofrecen servicio personal o atienden segmentos de mercado.

* Asesoramiento sobre manejo del dinero para traders online.

* Servicios de consultoría para empresas nuevas.

En el siglo 21, todas las transacciones financieras de rutina tendrán lugar en la Internet. Los nuevos megabancos intentarán convertir sus bases de datos combinadas en ríos de ingresos, con lo que el resultado será una inundación de propuestas de marketing enviadas a empresas y particulares por igual. Los bancos comunitarios deberán llenar el vacío que dejan los grandes. El de dar servicio personalizado a un costo razonable.

El negocio de los servicios financieros se redefine para la economía online del siglo XXI. En el año que se inicia, la información sobre el dinero llegará a ser más importante que el dinero mismo.

Esta afirmación está avalada por el ritmo de la actividad en 1999: mercados de valores volátiles, fusiones de varios miles de millones de dólares y el surgimiento de una nueva clase de inversores online, y la certeza de que más de lo mismo vendrá en el 2000. Para seguir siendo competitivos en este torbellino, los proveedores de servicios financieros tendrán que agregar valor a la actividad central de prestar o invertir dinero. Los novedosos servicios que se brindan en Internet prepararán el terreno hacia la rentabilidad.

Las consecuancias probables serán:

* Los supermercados financieros globales reemplazarán a los bancos tradicionales. (Excepciones: bancos que atienden mercados de nicho o brindan un servicio excepcional a un costo razonable). Esos conglomerados geográficamente diversos significan la posibilidad de obtener todo en un solo lugar: banco, acciones, seguros, fondos mutuales y otros servicios.

Los mega-acuerdos seguirán ocurriendo mientras la consolidación rinda beneficios tales como costos compartidos, venta cruzada y reconocimiento global. Cuando el polvo se asiente sólo quedarán en pie las unidades de cinco a diez mil millones de dólares.

El negocio asumirá la forma de una barra para levantar pesas. En un extremo, monstruos globales que cuidarán los intereses de megacorporaciones multinacionales y manejarán fondos de pensión por miles de millones de dólares. En el otro extremo, instituciones más pequeñas y ágiles ofrecerán servicios especializados.

Y en el medio, individuos y pequeñas empresas que llevarán sus negocios a pequeños bancos comunitarios y a la Internet. Estas opciones interesarán al creciente número de clientes que sienten que perdieron en este nuevo acomodamiento de la consolidación de grandes bancos y quieren pagar menos tarifas, obtener más ganancias y más servicios personales o, al menos, más comodidad y control. Los bancos virtuales ahorran dinero brindando servicios por Internet y evitando los costos fijos que soportan las sucursales. Pasan entonces sus ahorros a los clientes.

La posibilidad de realizar transacciones online será bienvenida por muchos traders, hábiles en el manejo de su propio dinero. Como las transacciones se van a volver muy baratas, puede haber un enorme surgimiento en el número de serios inversores online además de traders que hacen docenas de transacciones por día.

Aquí, las oportunidades serán para:

* Bancos pequeños que ofrecen servicio personal o atienden segmentos de mercado.

* Asesoramiento sobre manejo del dinero para traders online.

* Servicios de consultoría para empresas nuevas.

En el siglo 21, todas las transacciones financieras de rutina tendrán lugar en la Internet. Los nuevos megabancos intentarán convertir sus bases de datos combinadas en ríos de ingresos, con lo que el resultado será una inundación de propuestas de marketing enviadas a empresas y particulares por igual. Los bancos comunitarios deberán llenar el vacío que dejan los grandes. El de dar servicio personalizado a un costo razonable.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades