GE busca sanearse vendiendo activos

Urge reducir deuda y el nuevo CEO comienza a vender operaciones.

20 noviembre, 2018

GE tiene mucha deuda: US$ 115.000 millones a fin de septiembre pasado. Larry Culp, recientemente nombrado CEO, debe decidir cuáles son los negocios que va a mantener.

 

Con Culp GE está apostando a acelerar el cambio que inició su antecesor, John Flannery. GE necesita con urgencia un líder fuerte que logre controlar las deudas. Lo primero que decidió es vender la participación de GE en Baker  Hughes, el grupo de servicios petroleros. Con esa venta consigue US$ 4.000 millones. El viernes pasado anunció también la venta de su cartera de préstamos y arrendamiento de equipos de salud al TIAA Bank, con la que consiguió otros US$ 1.500 millones.

 

GE todavía cuenta con muchos activos interesantes para vender. Para el año próximo Culp aspira a tener una GE más pequeña pero financieramente más sana. Insiste en que mantendrá la estrategia de desmembrar la compañía, aunque al implementarla se concentrará prioritariamente en reunir efectivo pues, como dijo a CNBC, “en este momento no hay prioridad más grande” que reducir la deuda.

La necesidad de efectivo que tiene crea oportunidades para inversores de fondos de inversión. Entre los que se encuentran analizando esos activos figuran Blackstone, Apollo y Brookefield Asset Management

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades