Vivendi ´estudiará ofertas´ por sus activos en EE.UU.

Mientras gestionaba fondos para retener Cégétel y tras difundir un mal balance del III trimestre, Vivendi Universal dio una clara señal sobre sus activos en EE.UU. “Se estudiará toda oferta seria”, reveló el director financiero del grupo.

28 noviembre, 2002

Se trata de sus negocios en materia de cine (Universal Studios), televisión
(USA Networks) y música, que pueden "venderse total o parcialmente,
o bien ser reestructurados; depende de las ofertas", dijo Jacques Espinasse.
Dos de esas divisiones han sufrido severas caídas de rentabilidad, lo cual
explica sólo en parte las pérdidas del holding en el III trimestre
(€ 1.230 millones, 28,3% más que un año antes). En realidad,
el mayor drenaje de fondos (€ 735 millones) corresponde a previsiones relacionadas
con las ventas de la editorial Houghton Mifflin y la cadena italiana Telepiù.

No obstante, las ganancias operativas de Universal Studios cayeron 89%
y llegaban a apenas € 16 millones. Estas cosas tornan muy atractiva la propuesta
del magnate petrolero Marvin Davis, transmitida personalmente a Jean-René
Fourtou, CEO de Vivendi: US$ 20.000 millones (75% en efectivo) por todo
el paquete estadounidense. Inicialmente, las presiones de Barry Diller -que maneja
esos activos, tras venderle al holding USA Networks por US$ 11.000 millones
en 2000- congelaron la oferta, pero la situación financiera y patrimonial
comienza a pesar más que la influencia de Diller, viejo enemigo de Marvin.

Se trata de sus negocios en materia de cine (Universal Studios), televisión
(USA Networks) y música, que pueden "venderse total o parcialmente,
o bien ser reestructurados; depende de las ofertas", dijo Jacques Espinasse.
Dos de esas divisiones han sufrido severas caídas de rentabilidad, lo cual
explica sólo en parte las pérdidas del holding en el III trimestre
(€ 1.230 millones, 28,3% más que un año antes). En realidad,
el mayor drenaje de fondos (€ 735 millones) corresponde a previsiones relacionadas
con las ventas de la editorial Houghton Mifflin y la cadena italiana Telepiù.

No obstante, las ganancias operativas de Universal Studios cayeron 89%
y llegaban a apenas € 16 millones. Estas cosas tornan muy atractiva la propuesta
del magnate petrolero Marvin Davis, transmitida personalmente a Jean-René
Fourtou, CEO de Vivendi: US$ 20.000 millones (75% en efectivo) por todo
el paquete estadounidense. Inicialmente, las presiones de Barry Diller -que maneja
esos activos, tras venderle al holding USA Networks por US$ 11.000 millones
en 2000- congelaron la oferta, pero la situación financiera y patrimonial
comienza a pesar más que la influencia de Diller, viejo enemigo de Marvin.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades