UE: abren negocio de telefonía local

Las autoridades comerciales de la región aprobaron una normativa que se considera clave para abaratar los servicios de telecomunicaciones en Europa.

27 octubre, 2000

(EFE).- El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer (viernes 26), por 398 votos a favor, 21 en contra y 41 abstenciones el reglamento que obligará a los operadores históricos de telecomunicaciones a abrir sus redes de telefonía local a otras empresas a partir del 1 de enero de 2001.

El hemiciclo de Estrasburgo cumplió así su promesa de aprobar en un tiempo récord, sólo cinco meses después de la propuesta original de Bruselas, una normativa que se considera clave para abaratar en Europa el precio de los servicios de telecomunicaciones locales, especialmente el acceso a Internet.

En poco más de dos meses, los operadores tradicionales como Telefónica en España o France Telecom en Francia deberán poner a disposición de otras empresas su red de infraestructuras de telecomunicaciones locales, el llamado bucle local en condiciones transparentes y con un precio de alquiler que refleje el costo real.

La medida puede provocar un aumento de 75% del número de clientes europeos conectados a Internet a alta velocidad el año próximo, mercado en el que ahora sólo hay en Europa 250.000 clientes frente a los tres millones en Estados Unidos.

Los ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea (UE) ya pactaron el contenido del reglamento el pasado 3 de octubre y ahora deberán aprobarlo definitivamente incorporando las enmiendas que votaron los eurodiputados y que habían sido previamente discutidas con los Quince.

La UE optó por la vía del reglamento para conseguir aprobar la medida cuanto antes puesto que si hubiera sido una directiva el proceso legislativo hubiera tardado dos años, más el tiempo que se concede a los parlamentos nacionales para trasponer su contenido en la legislación nacional.

El comisario europeo de Empresas, Erkki Liikanen, manifestó que Bruselas vigilará la aplicación del reglamento especialmente durante el primer semestre del 2001 “para dar el tiempo necesario para la adaptación”, aunque precisó que no determinará cuál debe ser el precio por el alquiler de las líneas que fijen los operadores tradicionales.

Las autoridades reguladoras nacionales serán las responsables de controlar el nivel de ese precio, aunque Bruselas publicará estadísticas comparativas para que primen aquellos que sean más baratos como ya sucede para otras categorías de servicios de telecomunicaciones.

El bucle local de abonado es el circuito que enlaza los locales o domicilios y las centrales telefónicas locales y el libre acceso está considerado fundamental para que los nuevos operadores puedan ofrecer todo tipo de servicios.

(EFE).- El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer (viernes 26), por 398 votos a favor, 21 en contra y 41 abstenciones el reglamento que obligará a los operadores históricos de telecomunicaciones a abrir sus redes de telefonía local a otras empresas a partir del 1 de enero de 2001.

El hemiciclo de Estrasburgo cumplió así su promesa de aprobar en un tiempo récord, sólo cinco meses después de la propuesta original de Bruselas, una normativa que se considera clave para abaratar en Europa el precio de los servicios de telecomunicaciones locales, especialmente el acceso a Internet.

En poco más de dos meses, los operadores tradicionales como Telefónica en España o France Telecom en Francia deberán poner a disposición de otras empresas su red de infraestructuras de telecomunicaciones locales, el llamado bucle local en condiciones transparentes y con un precio de alquiler que refleje el costo real.

La medida puede provocar un aumento de 75% del número de clientes europeos conectados a Internet a alta velocidad el año próximo, mercado en el que ahora sólo hay en Europa 250.000 clientes frente a los tres millones en Estados Unidos.

Los ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea (UE) ya pactaron el contenido del reglamento el pasado 3 de octubre y ahora deberán aprobarlo definitivamente incorporando las enmiendas que votaron los eurodiputados y que habían sido previamente discutidas con los Quince.

La UE optó por la vía del reglamento para conseguir aprobar la medida cuanto antes puesto que si hubiera sido una directiva el proceso legislativo hubiera tardado dos años, más el tiempo que se concede a los parlamentos nacionales para trasponer su contenido en la legislación nacional.

El comisario europeo de Empresas, Erkki Liikanen, manifestó que Bruselas vigilará la aplicación del reglamento especialmente durante el primer semestre del 2001 “para dar el tiempo necesario para la adaptación”, aunque precisó que no determinará cuál debe ser el precio por el alquiler de las líneas que fijen los operadores tradicionales.

Las autoridades reguladoras nacionales serán las responsables de controlar el nivel de ese precio, aunque Bruselas publicará estadísticas comparativas para que primen aquellos que sean más baratos como ya sucede para otras categorías de servicios de telecomunicaciones.

El bucle local de abonado es el circuito que enlaza los locales o domicilios y las centrales telefónicas locales y el libre acceso está considerado fundamental para que los nuevos operadores puedan ofrecer todo tipo de servicios.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades