Telecom Argentina: radiografía de un cambio accionario

La venta casi total de la participación de France Télécom (FT) en Telecom Argentina (en realidad, en Nortel Inversora, dueña de 54,7%) al Grupo Werthein tiene un “motivo mejicano”. Así sostiene una consultora local.

15 septiembre, 2003

Por un lado, apunta Carrier & Asociados, ´”no llamó la atención la partida de FT. Hace meses, quedó en claro en Francia que la empresa se retiraría de mercados no estratégicos. Ello da por tierra con especulaciones en torno de que la venta fuese consecuencia de la política oficial hacia empresas privatizadas”.

A la inversa, sorprendió la aparición del Grupo Werthein. Algunos señalaron que no tenía antecedentes en este mercado, olvidando su sociedad, años atrás, con Citicorp Equity Investment (CEI, de controvertida memoria). Sea como fuere, señala C&A, “este inesperado ingreso despertó conjeturas sobre los motivos verdaderos de GW”.

Las explicaciones telúricas de sus voceros no convencían y parecían, en realidad, una forma de cambiar la imagen creada durante la ola privatizadora de los 90. Por lo demás, queda “una opción, a ejercer en 2008/13, para que Telecom Italia compre la parte de GW. Para entonces, es probable que Telecom Argentina tenga un valor de mercado muy superior”.

El informe de la consultora presume que “la movida obedece a una estrategia de TI para frenar la entrada de Telmex en Telecom Argentina. Durante meses, se especuló con la posibilidad, luego desechada al ingresar los mejicanos en CTI. Pero subsiste cierto interés, cosa que a los italianos no les causa mucha gracia”.

Ahora bien, si éstos buscan controlar TA ¿por qué no haber comprado directamente la parte de FT? C&A arriesga dos hipótesis. La primera es que parece políticamente muy difícil explicar a los accionistas una inversión local mientras TA está en cese de pagos y la renegociación de contratos es una incógnita.

De acuerdo con la segunda hipótesis, adquiriendo el total de Nortel Inversora, la empresa italiana tendría 54,7% de TA. Ello le exigiría consolidar en el balance las deudas del operador argentino”. Tampoco eso les gustaría a los accionistas, pues TI está abocada a reducir sus propios pasivos. Todo hace aconsejable esperar entre cinco y diez años para ejercer aquella opción.

A criterio de los consultores, la salida de FT elimina “las internas entre franceses e italianos, fuente de diferencias que repercutían en la agilidad de la empresa. Ahora, con el control del negocio en manos de TI (GW tiene 48% de Nortel Inversora, frente a 50% de TI y 2% de FT), la cosa tendrá otra dinámica. Quien debe preocuparse es Telefónica”. Días atrás, Gerardo Werthein advirtió que “lo primero es ver si es necesario el ajuste tarifario y cuánto sería”. Eso suena “más a funcionario del gobierno que a operador e implica que ya no hay opinión homogénea entre los dos principales involucrados en el tema”. Cabe preguntarse, al margen, si se acabarán sobrefacturaciones arbitrarias como las denunciadas este lunes en “La Nación”.

Por un lado, apunta Carrier & Asociados, ´”no llamó la atención la partida de FT. Hace meses, quedó en claro en Francia que la empresa se retiraría de mercados no estratégicos. Ello da por tierra con especulaciones en torno de que la venta fuese consecuencia de la política oficial hacia empresas privatizadas”.

A la inversa, sorprendió la aparición del Grupo Werthein. Algunos señalaron que no tenía antecedentes en este mercado, olvidando su sociedad, años atrás, con Citicorp Equity Investment (CEI, de controvertida memoria). Sea como fuere, señala C&A, “este inesperado ingreso despertó conjeturas sobre los motivos verdaderos de GW”.

Las explicaciones telúricas de sus voceros no convencían y parecían, en realidad, una forma de cambiar la imagen creada durante la ola privatizadora de los 90. Por lo demás, queda “una opción, a ejercer en 2008/13, para que Telecom Italia compre la parte de GW. Para entonces, es probable que Telecom Argentina tenga un valor de mercado muy superior”.

El informe de la consultora presume que “la movida obedece a una estrategia de TI para frenar la entrada de Telmex en Telecom Argentina. Durante meses, se especuló con la posibilidad, luego desechada al ingresar los mejicanos en CTI. Pero subsiste cierto interés, cosa que a los italianos no les causa mucha gracia”.

Ahora bien, si éstos buscan controlar TA ¿por qué no haber comprado directamente la parte de FT? C&A arriesga dos hipótesis. La primera es que parece políticamente muy difícil explicar a los accionistas una inversión local mientras TA está en cese de pagos y la renegociación de contratos es una incógnita.

De acuerdo con la segunda hipótesis, adquiriendo el total de Nortel Inversora, la empresa italiana tendría 54,7% de TA. Ello le exigiría consolidar en el balance las deudas del operador argentino”. Tampoco eso les gustaría a los accionistas, pues TI está abocada a reducir sus propios pasivos. Todo hace aconsejable esperar entre cinco y diez años para ejercer aquella opción.

A criterio de los consultores, la salida de FT elimina “las internas entre franceses e italianos, fuente de diferencias que repercutían en la agilidad de la empresa. Ahora, con el control del negocio en manos de TI (GW tiene 48% de Nortel Inversora, frente a 50% de TI y 2% de FT), la cosa tendrá otra dinámica. Quien debe preocuparse es Telefónica”. Días atrás, Gerardo Werthein advirtió que “lo primero es ver si es necesario el ajuste tarifario y cuánto sería”. Eso suena “más a funcionario del gobierno que a operador e implica que ya no hay opinión homogénea entre los dos principales involucrados en el tema”. Cabe preguntarse, al margen, si se acabarán sobrefacturaciones arbitrarias como las denunciadas este lunes en “La Nación”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades