Royal Dutch/Shell, Watts y un secreto bien guardado

¿Cómo sabía el ex CEO Philips Watts que la firma exageraba en materia de reservas disponibles?... Es la pregunta que se formulan la Comisión Federal de Valores y varios gobiernos. Empezando por los de Estados Unidos, Gran Bretaña y Holanda.

En verdad, el ex presidente ejecutivo de la tercera petrolera mundial sabía desde enero de 2002 que las estimaciones no respondían a la realidad. Por esa fecha, un comunicado interno alertaba al entonces CEO y otros ejecutivos superiores, según fuentes cercanas a la cúpula empresaria. Al parecer, los métodos aplicados para cuantificar y declarar reservas cubicadas de hidrocarburos no se ajustaban a las pautas de la Securities & Exchange Commission (SEC).

Esa comunicación confidencial advertía que Royal Dutch/Shell probablemente debiera ajustar hacia abajo –en no menos de mil millones de barriles- los volúmenes calculados. En efecto, justo dos años después (9 de enero último), el grupo angloholandés anunció que recortaría en 20% (nada menos que 3.900 millones de barriles) las reservas de crudos y gas natural declaradas.

La mayor parte del maquillaje ocurrió mientras Watts era responsable de exploración y producción (1997/2001) o justo luego de asumir como CEO y, de paso, convertirse en “sir”. En ese momento, la SEC abría una investigación formal que se ha tornado en el peor problema contable sufridos en varios años por la actividad petrolera. Tomando sólo crudos, el recálculo de reservas compromete US$ 67.500 millones en futuros ingresos (estimados a US$ 25 el barril, o sea siete dólares menos que el nivel actual).

Por supuesto, Watts fue despedido sin miramientos al terminar febrero, junto con otro ejecutivo relevante, Walter van de Vijver (sucesor del otro en el departamento de exploración). Causa esencial: el hecho mismo de que conocieran las irregularidades estadísticas desde principios de 2002.

“Ambas juntas directivas, la británica y la holandesa, habían perdido confianza en los dos”, reza un comunicado difundido el sábado 6. Pero ninguna autoridad del grupo se ha pronunciado sobre si los ex ejecutivos actuaron correctamente o no. Al parecer, le dejan el cometido a la Comisión Federal de Valores estadounidense…

En verdad, el ex presidente ejecutivo de la tercera petrolera mundial sabía desde enero de 2002 que las estimaciones no respondían a la realidad. Por esa fecha, un comunicado interno alertaba al entonces CEO y otros ejecutivos superiores, según fuentes cercanas a la cúpula empresaria. Al parecer, los métodos aplicados para cuantificar y declarar reservas cubicadas de hidrocarburos no se ajustaban a las pautas de la Securities & Exchange Commission (SEC).

Esa comunicación confidencial advertía que Royal Dutch/Shell probablemente debiera ajustar hacia abajo –en no menos de mil millones de barriles- los volúmenes calculados. En efecto, justo dos años después (9 de enero último), el grupo angloholandés anunció que recortaría en 20% (nada menos que 3.900 millones de barriles) las reservas de crudos y gas natural declaradas.

La mayor parte del maquillaje ocurrió mientras Watts era responsable de exploración y producción (1997/2001) o justo luego de asumir como CEO y, de paso, convertirse en “sir”. En ese momento, la SEC abría una investigación formal que se ha tornado en el peor problema contable sufridos en varios años por la actividad petrolera. Tomando sólo crudos, el recálculo de reservas compromete US$ 67.500 millones en futuros ingresos (estimados a US$ 25 el barril, o sea siete dólares menos que el nivel actual).

Por supuesto, Watts fue despedido sin miramientos al terminar febrero, junto con otro ejecutivo relevante, Walter van de Vijver (sucesor del otro en el departamento de exploración). Causa esencial: el hecho mismo de que conocieran las irregularidades estadísticas desde principios de 2002.

“Ambas juntas directivas, la británica y la holandesa, habían perdido confianza en los dos”, reza un comunicado difundido el sábado 6. Pero ninguna autoridad del grupo se ha pronunciado sobre si los ex ejecutivos actuaron correctamente o no. Al parecer, le dejan el cometido a la Comisión Federal de Valores estadounidense…

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades