Posible suba en el precio de medicamentos

La cámara que agrupa a los productores del sector advirtió que la Administración Nacional de Medicamentos quiere imponer un pago del arancel que trasladaría al precio de los remedios.

30 octubre, 2001

(NA). – Los precios de los remedios podrían aumentar si la Anmat no da marcha atrás con una reglamentación que establece que los laboratorios deben abonar un arancel de $ 1.000 mensuales para el mantenimiento de cada uno de los certificados del canal de venta hospitalario, y otros 1.000 por cada uno de los certificados no comercializados.

Así lo advirtió la Cámara Argentina de Productores de Medicamentos Genéricos y de Uso Hospitalario, que denunció que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica “quiere que se traslade el pago de este arancel al precio de los medicamentos”.

“Es importante destacar que las empresas de nuestro sector tienen un promedio de 100 certificados, lo que significa para algunos laboratorios casi 30% de la facturación de un mes. Ninguna de nuestras empresas pudieron prever semejante imposición retroactiva”, señaló Fernando Brunstein, presidente de la entidad.

El empresario comentó que “históricamente, los certificados de medicamentos producidos y vendidos por el canal hospitalario y los certificados de los que no eran producidos estaban eximidos del pago arancelario”.

A través de un comunicado de prensa, Brunstein destacó que para justificar el cobro del arancel sobre productos no comercializados, la Anmat “amenaza con hacer cumplir un viejo decreto de la dictadura (815/82) que nunca fue aplicado, para dar de baja certificados de productos que no se comercializan dentro de los 180 días de su obtención”.

“Para la Anmat es lo mismo el certificado de un producto que vende $ 20 millones y el de otro producto que vende $ 20.000; un producto de venta en farmacia y otro de venta hospitalaria”, se quejó el dirigente.

Según subrayó Brunstein, “con la aplicación de esta resolución se busca agregar más elementos de recaudación y de presión económica sobre las empresas. Cualquier arancelamiento que impongan a los laboratorios que forman parte de nuestra Cámara deberá trasladarse necesariamente a los precios”.

Los laboratorios farmacéuticos que integran la Cámara proveen 80% de los medicamentos al Estado Nacional y a las provincias, y su participación en el mercado farmacéutico es del 5% medida en pesos, y de 50% medida en unidades.

(NA). – Los precios de los remedios podrían aumentar si la Anmat no da marcha atrás con una reglamentación que establece que los laboratorios deben abonar un arancel de $ 1.000 mensuales para el mantenimiento de cada uno de los certificados del canal de venta hospitalario, y otros 1.000 por cada uno de los certificados no comercializados.

Así lo advirtió la Cámara Argentina de Productores de Medicamentos Genéricos y de Uso Hospitalario, que denunció que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica “quiere que se traslade el pago de este arancel al precio de los medicamentos”.

“Es importante destacar que las empresas de nuestro sector tienen un promedio de 100 certificados, lo que significa para algunos laboratorios casi 30% de la facturación de un mes. Ninguna de nuestras empresas pudieron prever semejante imposición retroactiva”, señaló Fernando Brunstein, presidente de la entidad.

El empresario comentó que “históricamente, los certificados de medicamentos producidos y vendidos por el canal hospitalario y los certificados de los que no eran producidos estaban eximidos del pago arancelario”.

A través de un comunicado de prensa, Brunstein destacó que para justificar el cobro del arancel sobre productos no comercializados, la Anmat “amenaza con hacer cumplir un viejo decreto de la dictadura (815/82) que nunca fue aplicado, para dar de baja certificados de productos que no se comercializan dentro de los 180 días de su obtención”.

“Para la Anmat es lo mismo el certificado de un producto que vende $ 20 millones y el de otro producto que vende $ 20.000; un producto de venta en farmacia y otro de venta hospitalaria”, se quejó el dirigente.

Según subrayó Brunstein, “con la aplicación de esta resolución se busca agregar más elementos de recaudación y de presión económica sobre las empresas. Cualquier arancelamiento que impongan a los laboratorios que forman parte de nuestra Cámara deberá trasladarse necesariamente a los precios”.

Los laboratorios farmacéuticos que integran la Cámara proveen 80% de los medicamentos al Estado Nacional y a las provincias, y su participación en el mercado farmacéutico es del 5% medida en pesos, y de 50% medida en unidades.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades