General Motors trabaja a todo vapor

La actividad en las fábricas de General Motors es una clara señal de que el resurgimiento de la demanda y los recientes cierres de plantas han transformado para siempre a la industria automotriz norteamericana.

General Motors, uno de los grandes símbolos estadounidenses, que en 2009 se tuvo que declarar en quiebra, gravemente afectado por la crisis experimenta ahora un notable aumento de la productividad. La industria automotriz norteamericana asiste al resurgimiento de las tres grandes de Detroit – GM, Ford y Chrysler – luego de la profunda reestructuración de la industria General Motors y Chrysler recurrieron a la quiebra mientras que Ford cerró varias plantas y renegoció contratos.

Nueve de las 17 plantas ensambladoras de GM en Estados Unidos, Canadá y México se encuentran funcionando las 24 horas del día con tres turnos de trabajo, contra tres, que funcionaban en 2008. La proporción de platas que hoy trabajan a toda máquina es de 53% frente a 23% en 2006.

Esto muestra, entre otras cosas, que el mercado estadounidense de automóviles parece encaminado a recuperarse a niveles anteriores a los de la crisis de 2008 porque los consumidores están regresando de forma sostenida a los concesionarios del país.

General Motors (GM) aumentó sus ventas en julio 16,3 %, Toyota 12,6 %, Ford 11 %, la misma cifra que Chrysler, Honda 16,1 %, Nissan 10,9 %, Hyundai 6,4 % y Kia 1,9 %.

Tras la crisis financiera de 2008, muchos hogares estadounidenses retrasaron la sustitución de sus vehículos. Pero ahora, con la mejora económica, muchos consumidores están acudiendo a los concesionarios para reemplazar sus viejos automóviles con modelos más eficientes y modernos.

GM vio un aumento de 51% en, las ventas de “pickup” de gran tamaño. El principal fabricante estadounidense también dijo que las ventas a pequeñas empresas aumentaron un 61 % gracias al espectacular incremento del 107 % de la demanda de estos negocios de camionetas “pickup” de gran tamaño.

El nivel de ventas de automóviles en Estados Unidos en julio fue el equivalente al de la venta de 15,7 millones de unidades al año, un nivel no alcanzado desde antes de la crisis de 2008 que casi acabó con General Motors y el Grupo Chrysler, y 1,6 millones de unidades superior al de 2012.

GM prevé que cuando termine 2013, el sector en Estados Unidos podría haber vendido alrededor de 15,5 millones de unidades, un nivel no alcanzado desde 2007 cuando se vendieron 16,1 millones de automóviles.

El último reporte de la casa matriz de General Motors indica que al menos en enero pasado, las ventas se incrementaron 16 % en Estados Unidos con 194.699 unidades, activando la demanda de coches desde México.

 

 De hecho, las exportaciones hacia Estados Unidos de automóviles desde México, incluyendo a todos los fabricantes, registró un incremento de 31.5 por ciento en enero pasado con 128 mil 961 unidades, en comparación a 98 mil 40 registradas el año pasado.

 

Estados Unidos es el principal destino de exportaciones de automóviles desde México con 72.2 por ciento del total durante el primer mes de este año, una participación mayor respecto de 63.4 por ciento reportado en enero de 2012. 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades