Fuerza Mayor

El diccionario español jurídico define fuerza mayor como una “circunstancia imprevisible e inevitable que altera las condiciones de una obligación. Son supuestos típicos de fuerza mayor los acontecimientos naturales extraordinarios como las inundaciones catastróficas, los terremotos, las caídas de un rayo, etc. ¿Y la pandemia?

Fuerza mayor es una cláusula que está escrita en muchos contratos que permite cancelar o posponer un contrato debido a la imposibilidad de cumplir con lo pactado por causa de un imprevisto grave.

Esta cláusula históricamente se aplicó a desastres naturales como inundaciones o terremotos, aunque ha habido casos en que algunas definiciones más laxas fueron aceptadas en las cortes. Norteamericanas. En 2008, buscando rescindir un contrato con Deutsche Bank el presidente norteamericano Donald Trump argumentó con algo de éxito que la recesión cumplía con el estándar legal: “considerarían ustedes que la mayor depresión que hemos tenido en este país desde 1929 es un acontecimiento de esas características? Yo sí. “ le dijo en aquel momento al New York Times. “Una depresión está fuera del control de quien pide un préstamo”.

Ahora que las empresas se encuentran ante una de las peores pérdidas sufridas en años, muchas se preguntan si el coronavirus podrá cumplir con los requisitos de fuerza mayor. A primera vista parecería que sí: una plaga imprevista de proporciones casi bíblicas, que hace estragos y destruye planes, esperanzas y sueños. Pero, como explica Natasha Frost en Quartz, muchas compañías comienzan a advertir que no es sencillo declarar “fuerza mayor” y librarse fácilmente de sus obligaciones legales.

¿Cuándo se puede invocar fuerza mayor?

La empresa que busca invocar la cláusula de fuerza mayor tiene que demostrar una relación causal entre el acontecimiento de fuerza mayor y la incapacidad para cumplir. Para interpretar si la pandemia cuenta como un acontecimiento de fuerza mayor habrá que recurrir a la redacción del contrato en particular. A veces el contrato dice explícitamente qué es lo que considera una situación extraordinaria, inevitable e imprevisible. En caso contrario, se vuelve más complicado el proceso legal para lograr la exención de la responsabilidad contractual.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades