¿Cómo será en el futuro la sucursal del banco?

Los bancos físicos, en crisis en muchos países, buscan transformarse en atractivos lugares multifunción.

En Argentina los bancos abren sucursales todo el tiempo mientras que en los países centrales las cierran. La razón es sencilla: en nuestro país la bancarización es baja mientras en los otros países es casi total y la actividad se traslada cada vez más a la banca online. En ese contexto, entonces, los bancos físicos tienen mantenimiento caro y escasa actividad.

 En Gran Bretaña, por ejemplo, la tasa de cierres es alarmante: 60 por mes según informa el Financial Times citando a Which?. En los últimos 3 años fueron 3.000 las sucursales cerradas o destinadas al cierre. Los bancos explican esos cierres mencionando el aumento de servicios bancarios online o móviles.

 Tal vez con idea de revertir esa tendencia a los cierres de bancos ha prendido la idea de agregarles otra función más atractiva. El Halifax Bank – un banco británico que opera como una división comercial de Bank of Scotland, que es una subsidiaria de Lloyds Banking Group, abrió hace poco una sucursal de provocó sorpresa y curiosidad.

En una esquina muy céntrica de la ciudad de Londres el Halifax abrió una sucursal de tres pisos. Al entrar, nada indica que sea un banco. Más bien parece una combinación de guardería infantil con WeWork, la nueva modalidad de compartir espacios de oficinas.

Hay una profusión de lugares de esparcimiento, una inmensa cafetería en el último piso que vende, entre otras cosas, bolsas de caramelos marca Halifax a una libra cada una. Está el rincón de los viajes, otro de ahorro infantil y otro hogareño donde se discuten hipotecas.

En el sótano están las cajas de seguridad que se manejan con datos biométricos. Cuestan 200 libras al año siempre que uno tenga una cuenta en el banco o un préstamo otorgado. El banco está abierto los 7 días de la semana. Hay rincones de juegos para los niños y otros más para aventuras infantiles.

¿La idea será, tal vez, que con los niños ocupados los padres pueden negociar un préstamo, una tarjeta o algún otro servicio bancario?

Para atraer nuevos clientes, en el café hay seminarios que informan sobre una cantidad de temas de finanzas personales.

 Google y Microsoft también están involucrados. Dan clases de codificación a clientes de 8 a 13 años. Hasta aquí por ahora, pero esto ya da la pauta de una nueva manera que pueden encontrar los bancos para relacionarse con la comunidad.

 

¿Será esta la matriz del banco del futuro? ¿Podrán los bancos revigorizar así sus redes de sucursales? ¿O servirá esto sólo para las ricas zonas urbanas?

 

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades