Amazon hace sufrir a Netflix

Durante la nochebuena los usuarios del popular servicio de video en streaming vieron cortado su servicio. La culpa es de la nube de Amazon que no pudo manejar con éxito la sobrecarga de sus servidores.

27 diciembre, 2012

Para algunos la frase “blanca Navidad†fue bastante literal:
así se convirtieron las pantallas de los usuarios de Netflix el 24 de diciembre
cuando quisieron ver una película. La culpa fue una sobrecarga en los
servidores de Amazon que sirven como lugar de almacenamiento de muchas compañías.
Aparentemente hubo una sobrecarga múltiple en sus datacenters de Virginia del
norte que causaron los “apagonesâ€.

 

Aunque el servicio volvió a la normalidad en pocas horas la
falla en el sistema –tanto de Netflix como de su propio sistema de video en
streaming, Amazon Prime- afectan la experiencia de usuario y hablan a las
claras de una demanda en aumento a la que cuesta, cada vez más, hacer frente. A
medida que los dispositivos móviles se vuelven la norma los usuarios dependen
de Internet y de almacenamiento en la nube. Ese servicio debe ser transparente
y eficiente pero los “apagones†que sufrieron algunos servicios durante el 2012
preocupan a quienes dependen de ellos para trabajar y entretenerse.

 

Solo el mes pasado, Amazon causó problemas a Reddit,
Foursquare y Heroku. En junio, una tormenta había azotado sus data-centers en
Virginia y por eso cayeron Netflix, Pinterest, Instagram y otros sitios
sociales y start-ups.

 

Para prevenir estos desastres Netflix ha implementado un
sistema de almacenamiento redundante: es decir, guarda su contenido en
diferentes lugares de manera tal que si se cae uno, no se cae todo el servicio,
sino que existe un “plan Bâ€. Desde la compañía dicen que están investigando por
qué el servicio sufrió estas fallas aún teniendo estos salvoconductos.

 

Pero Amazon sigue siendo uno de los pesos pesados en
almacenamiento en la nube. Aunque comenzó siendo una unidad de negocios
experimental se espera que en 2013 le signifique ganancias por US$ 1.000
millones. Otras compañías importantes también ofrecen este servicio y están
creciendo en número de consumidores: Google que estrenó Drive este año y
Microsoft con Windows Azure. Pero aunque molesten los cortes de servicios,
parece poco probable que las compañías que dependen de Amazon corten su relación
con el gigante del retail que ha mejorado su servicio a costos cada vez
menores. Para los consumidores, sin embargo, es una historia diferente.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades