Tras el acuerdo, persiste la incertidumbre

El arreglo con el Club de París podría destrabar algunos créditos que financian inversiones de empresas de los países acreedores y organismos en Argentina, que sigue sin despejar incertidumbres.

El economista gerente de Desarrollo de Negociosde abeceb.com., Juan Pablo Ronderos, descarta que el impacto del acuerdo con el Club de París sea inmediato o masivo, porque las condiciones actuales de incertidumbre para hundir inversiones en nuestro país seguirán vigentes, lo que representa una traba para nada menor.

 

El convenio anunciado con el Club de París es un paso adelante al normalizar una de las situaciones irregulares que se traían de la crisis de 2001-02.

 

Sigue los pasos iniciados el año pasado para mejorar las relaciones con los mercados financieros internacionales como el reconocimiento de las deudas en el CIADI, la negociación (ya cerrada) con Repsol, el lanzamiento del nuevo índice de precios bajo la supervisión técnica del FMI, etc.

 

Podría destrabar algunos créditos, en especial de organismos internacionales –donde algunos de los países con los que se cerró el acuerdo tienen mucho peso- y aquellos orientados a financiar inversiones de empresas de esos países en Argentina a tasas convenientes.

Sin embargo, este impacto no sería inmediato ni masivo, ya que este tipo de financiamiento tiene tiempos más largos que los de los mercados financieros internacionales.

 

Además, las condiciones actuales de incertidumbre para invertir en nuestro país seguirán vigentes, lo que representa una traba para nada menor. El Gobierno, si bien con estos pasos va cerrando algunos frentes, ha llegado a una situación de pérdida de credibilidad tal que es difícil que pueda torcerla en lo que queda de su mandato.

 

Así, si bien este acuerdo es en el sentido correcto, quizás sea tardío para la actual administración.

 

Aun cuando pueda aportar algunos dólares a una economía necesitada de divisas, no parece suficiente en los montos potenciales ni en los tiempos como para cambiar radicalmente el escenario económico de los últimos meses, donde la recesión va ganando terreno sin que se haya solucionado ninguno de los principales problemas de arrastre. Por lo que nuestro escenario de una economía levemente recesiva, donde el empleo esté en el centro de la escena, no varía con este nuevo dato (que de hecho ya estaba incorporado a nuestro escenario desde hace meses, aunque lo esperábamos para el período junio-julio).

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades