Flexible, modular y cultural, así será el retail que viene

Con la venta online consolidada, pagos virtuales adaptados y mejora en la atención y logística de entrega, ¿qué haría que dejemos el hogar para ir a comprar en medio del crecimiento de casos y posibilidades de contagio?

La realidad es que lo que nos impulsaría a salir de casa hacia una tienda física  podrá ser una experiencia o producto con cierta curaduría, nuevas sensaciones o interacción social (con protocolos incluidos). En definitiva, afirma el último informe de la consultora Trendsity que dirige Mariela Mociulsky, estímulos que no se puedan conseguir online. El retail físico tiene mucho sentido cuando la vida entre pantallas hace necesario el desahogo, la socialización cuidada, y también la posibilidad de acceder en esos momentos, a la especialización sobre algún aspecto in situ.

El crecimiento del comercio online impacta de lleno en las tiendas físicas, por lo que podrían ser pensados casi como “centro de pick up de pedidos con atención al cliente”, las compras en centros comerciales o tiendas físicas probablemente sean un proceso más consciente y planificado, convirtiéndose en espacios más conceptuales y experimentales que incluyan elementos artísticos, culturales, de estilo de vida,  para complementar las exhibiciones de productos como parte del posicionamiento general de la marca. Aquí es donde entra a tallar la importancia del espacio, el diseño y la arquitectura del retail.

Habitualmente, en el retail se intenta obtener el mayor rendimiento económico posible por cada metro cuadrado. Es muy probable que en el futuro crezca como tendencia un estilo de construcción modular que pueda rápidamente mutar y reconvertirse, una construcción que deberá ser flexible y adaptable a las necesidades.

Burnside, un espacio artístico-culinario que abrió en Tokio en febrero de 2021 se transforma de café en el día a restaurante/club de noche. Mesas plegables, y la posibilidad de convertir la cocina en escenario es una de sus características. La tienda de  Virgil Abloh en Miami permite realizar todo tipo de eventos, incluso desfiles, al mismo tiempo que vender las colecciones.

El retail se reinventa con eventos con asistencia reducida, diseño de promociones o simplemente espacios para distenderse y relajarse. El espacio de exhibición del producto puede achicarse sin que eso implique pérdida de marca o valor. En Beijing la tienda SKP-S en colaboración con la marca de gafas Gentle Monster está concebida como una tienda departamental del futuro, y solo el 40% de la tienda está dedicada al producto, en comparación con una norma de 70-80.

En el mismo sentido, el retail de lujo incluso irá más allá en esta premisa, procurando llegar a todos los sentidos, desde el tacto de la superficie, la comodidad de las sillas, las luces, espejos, o una experiencia gastronómica en la espera  Todo se tratará de los detalles y la calidad, con la idea de un escapismo a la vida digital.

Hay que recordar que la seguridad será central en el diseño, la calidad del aire, la necesidad de probadores y antesalas más grandes, materiales antibacterianos y cuidado de la salud de quienes entran y trabajan en las tiendas. Las tiendas también deberán diseñarse de manera que integren a la perfección los canales y tecnologías para ofrecer una verdadera experiencia omnicanal.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades