Si EE.UU. no compra acero, UE no compra whisky

Comenzó el toma y daca entre EE.UU. y la UE. ¿No al acero? No al whisky.

Los funcionarios oficiales de la Unión Europea han comenzado a hacer una lista de los productos que van a dejar de comprarle a Estados Unidos en represalia al plan de Donald Trump de invocar asuntos de seguridad nacional para limitar las importaciones de acero.

 

Entre esos productos figuran en los primeros puestos el Bourbon, el jugo de naranja y los productos lácteos. El plan de contingencia de la UE, que se conoció en momentos en que Trump y los líderes del G20 llegaban a Alemania, pone de manifiesto las tensiones que provocó el presidente norteamericano con su amenaza de imponer nuevos aranceles al acero importado. Muchos creen que podría desencadenar una guerra comercial.

 

El tema está planteado de esta manera: Si Donald Trump toma medidas para proteger la industria siderúrgica norteamericana, la Unión Europa impondrá contramedidas inmediatas

 

Lo único que ha dicho hasta ahora Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea fue que Europa responderá a cualquier sanción que Estados Unidos le ponga al acero y agregó que el ánimo de Bruselas es cada vez más combativo con Washington.

Animada por el acuerdo de libre comercio firmado esta semana con Japón, la Unión europea está decidida a defender el sistema multilateral de comercio y sus funcionarios advierten a Estados Unidos que no tome ninguna medida contra la industria siderúrgica alemana o china.

 

La retaliación europea, se cree, tomará la forma de productos agrícolas, especialmente el whisky, una de las principales exportaciones del estado de Kentucky.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades