Se moviliza hacienda

Se terminaría la veda impuesta por la aftosa.Previa realización de análisis, se podrán hacer remates y exposiciones, aunque algunas zonas del Norte quedarían cercadas.

8 septiembre, 2000

Un mes después de que comenzara–nuevamente para la Argentina– el problema de la aftosa, la situación sanitaria ha mejorado; si todo se mantiene como hasta ahora, el 18 del actual se levantará la prohibición sobre el tránsito de animales para invernada en todo el país. Sólo quedarían cercados algunos departamentos de Formosa, Corrientes, Entre Ríos y Chaco, donde el peligro de la enfermedad es mayor que en el resto país y donde aún hay zonas de vigilancia.

Hasta el momento el Senasa cuenta con 30 mil muestras con resultado de serología negativo y a fin de año se llegará a 200 mil muestras entre todas las especies, que demostrarán la ausencia de actividad viral en el país.

Este anuncio fue hecho por el secretario de Agricultura quien también informó que el directorio del Banco Nación aprobó la línea de préstamos dirigidas a productores y consignatarios con objeto de paliar los problemas económicos generados por el control del ingreso de animales a nuestro país.

La fecha en que se volverá a exportar carne a Estados Unidos y Canadá es aún una incertidumbre. En gran medida, la reanudación del comercio de carne con esos países dependerá del informe de la misión norteamericana y canadiense que llegará al país en dos semanas y que, originalmente, tenía como objetivo verificar las condiciones sanitarias y reconocer el status argentino de libre de aftosa sin vacunación.

A pesar de la crisis desatada por la aparición de varios casos de aftosa en la Argentina desde hace veinte días, la Oficina Internacional de Epizootias sigue considerando oficialmente el país como libre de ese mal sin vacunación. Pero ese status, conferido en mayo último tras más de una década de lucha contra la enfermedad, podría ser modificado por la Comisión Especializada en la Aftosa y otras Epizootias de la organización cuando ésta realice su segunda y última reunión anual en París, a fin de mes.

El departamento especializado en aftosa de la OIE se reúne sólo dos veces por año: en enero y en septiembre. Si los expertos consideran que necesitan más de un mes para llegar a una conclusión, el status oficial de la Argentina ante la OIE podría permanecer intacto hasta enero de 2001.

Otra medida importante se tomará al regreso del presidente de su larga gira por México, Estados Unidos, Canadá y China; firmará un decreto que dispondrá la creación de un comité de emergencia sanitaria y de seguridad en frontera que reportará directamente a él.

El cuerpo estará integrado por representantes de las Fuerzas Armadas, de seguridad (Gendarmería y Prefectura), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de los productores agropecuarios. El objetivo es que los organismos actúen en forma coordinada y no dispersa. La tarea más urgente que tendrá el comité será la de evitar el movimiento ilegal de hacienda, pero también se abocará al control de vegetales, frutas y otros productos alimenticios.

Un mes después de que comenzara–nuevamente para la Argentina– el problema de la aftosa, la situación sanitaria ha mejorado; si todo se mantiene como hasta ahora, el 18 del actual se levantará la prohibición sobre el tránsito de animales para invernada en todo el país. Sólo quedarían cercados algunos departamentos de Formosa, Corrientes, Entre Ríos y Chaco, donde el peligro de la enfermedad es mayor que en el resto país y donde aún hay zonas de vigilancia.

Hasta el momento el Senasa cuenta con 30 mil muestras con resultado de serología negativo y a fin de año se llegará a 200 mil muestras entre todas las especies, que demostrarán la ausencia de actividad viral en el país.

Este anuncio fue hecho por el secretario de Agricultura quien también informó que el directorio del Banco Nación aprobó la línea de préstamos dirigidas a productores y consignatarios con objeto de paliar los problemas económicos generados por el control del ingreso de animales a nuestro país.

La fecha en que se volverá a exportar carne a Estados Unidos y Canadá es aún una incertidumbre. En gran medida, la reanudación del comercio de carne con esos países dependerá del informe de la misión norteamericana y canadiense que llegará al país en dos semanas y que, originalmente, tenía como objetivo verificar las condiciones sanitarias y reconocer el status argentino de libre de aftosa sin vacunación.

A pesar de la crisis desatada por la aparición de varios casos de aftosa en la Argentina desde hace veinte días, la Oficina Internacional de Epizootias sigue considerando oficialmente el país como libre de ese mal sin vacunación. Pero ese status, conferido en mayo último tras más de una década de lucha contra la enfermedad, podría ser modificado por la Comisión Especializada en la Aftosa y otras Epizootias de la organización cuando ésta realice su segunda y última reunión anual en París, a fin de mes.

El departamento especializado en aftosa de la OIE se reúne sólo dos veces por año: en enero y en septiembre. Si los expertos consideran que necesitan más de un mes para llegar a una conclusión, el status oficial de la Argentina ante la OIE podría permanecer intacto hasta enero de 2001.

Otra medida importante se tomará al regreso del presidente de su larga gira por México, Estados Unidos, Canadá y China; firmará un decreto que dispondrá la creación de un comité de emergencia sanitaria y de seguridad en frontera que reportará directamente a él.

El cuerpo estará integrado por representantes de las Fuerzas Armadas, de seguridad (Gendarmería y Prefectura), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y de los productores agropecuarios. El objetivo es que los organismos actúen en forma coordinada y no dispersa. La tarea más urgente que tendrá el comité será la de evitar el movimiento ilegal de hacienda, pero también se abocará al control de vegetales, frutas y otros productos alimenticios.

Notas Relacionadas