Moscú exigió el desarme de la guerrilla kosovar

El ELK dijo que Rusia es "una fuerza enemiga" y amenazó con crear otro Afganistán. El Kremlin tomó los dichos como una "declaración de guerra". Los rusos acercan posiciones con los aliados.

La albanesa del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) amenazó ayer a Rusia con “un nuevo Afganistán”, al tiempo que aseguró que considerará como “una fuerza enemiga” a las tropas rusas que entren en la provincia separatista de Yugoslavia. Las declaraciones fueron realizadas por el representante del ELK en Londres, Pleurat Sejdiu, quien lanzó una clara advertencia a Moscú acerca de que si accede al control de un área de Kosovo, como reclama a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “se encontrará de nuevo en una situación como la de Afganistán”. Por su parte, el gobierno ruso calificó como “declaración de guerra” a las amenazas de la guerrilla kosovar. El canciller ruso Igor Ivanov expresó además que el ELK debe acatar el desarme dispuesto por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) a través de una resolución. Ivanov dijo que, en caso contrario, la paz en los Balcanes “corre el riesgo de fracasar”. Mientras tanto, los ministros de Defensa de Rusia y de los Estados Unidos anunciaron ayer que está cerca el acuerdo sobre el rol de Moscú en la administración de Kosovo.

La albanesa del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) amenazó ayer a Rusia con “un nuevo Afganistán”, al tiempo que aseguró que considerará como “una fuerza enemiga” a las tropas rusas que entren en la provincia separatista de Yugoslavia. Las declaraciones fueron realizadas por el representante del ELK en Londres, Pleurat Sejdiu, quien lanzó una clara advertencia a Moscú acerca de que si accede al control de un área de Kosovo, como reclama a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “se encontrará de nuevo en una situación como la de Afganistán”. Por su parte, el gobierno ruso calificó como “declaración de guerra” a las amenazas de la guerrilla kosovar. El canciller ruso Igor Ivanov expresó además que el ELK debe acatar el desarme dispuesto por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) a través de una resolución. Ivanov dijo que, en caso contrario, la paz en los Balcanes “corre el riesgo de fracasar”. Mientras tanto, los ministros de Defensa de Rusia y de los Estados Unidos anunciaron ayer que está cerca el acuerdo sobre el rol de Moscú en la administración de Kosovo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades