Las discusiones con Brasil

La relación entre Argentina y Brasil es hoy primordialmente económica. Y está sometida a discusiones, opina Marcelo Elizondo en un documento preparado para la consultora DNI.

Desde los 80 y hasta los 90, (aparece el Mercosur) la relación era débil. De apenas 765 millones de exportaciones en 1980 se pasó a casi 16.900 millones en 2012. Pero en el tránsito desde 1980, se observó que Brasil, que en inicios y mediados de la década de los 80 siempre representó porcentajes de un dígito del total de exportaciones argentinas (9,5% y 5,5%), pasó a las décadas siguientes  a fortalecerse y generó una participación (de Brasil) siempre superior al dígito. 
Entre los 90 y 2000 hubo un crecimiento rotundo de esa participación en la medida en que Argentina se convertía en un país que encarecía sus costos de producción frente al resto del mundo y Brasil era un “refugio”; y ya en 2005, cuando por los efectos de la devaluación Argentina pudo crecer en ventas a otros mercados en porcentajes mayores, Brasil descendió en su relevancia. Mas cerca del presente, cuando Argentina vuelve a elevar sus costos de producción y perder competitividad global Brasil es otra vez mas importante para nuestras ventas (mas del 20% del total).

En otras palabras, el analista cree que Brasil es un gran socio, pero es más relevante para las ventas Argentinas cuando Argentina se pone cara en otros mercados (menos competitiva).

En materia de importaciones argentinas, de importar unos 1.000 millones en la última época de la apertura de los ´70,  se bajó a los 600/700 millones en los cerrados años ´80 y ya en los ´90, con la apertura local y el MERCOSUR funcionando, las compras argentinas crecen significativamente.
Hasta 2005 la participación de las importaciones desde Brasil en el total crecieron. Y luego en 2010 esas operaciones fueron casi 4 puntos porcentuales mas bajas que en 2005; y en 2012, apenas dos años después del 2010, casi 5 puntos mas bajas que en 2010, como consecuencia de que Brasil fue el principal afectado por las restricciones al comercio impuestas por el Gobierno Argentino. O sea: últimamente, Brasil se ve afectado y cambia la tendencia.

Mientras, la balanza bilateral  fue levemente deficitaria en los 80, superavitaria en los 90, y luego se llegó a un déficit desde 2005, aunque últimamente Argentina reacciona, limita importaciones desde Brasil y reduce el déficit en el último año por restricciones administrativas y políticas.
Lo que destaca Elizondo es que  las exportaciones a Brasil han crecido mucho mas que el promedio general desde 1980. Y las importaciones, si bien también han crecido en mas desde Brasil que en general, han  crecido desde Brasil mucho menos que las exportaciones en ese lapso. 
Esto también puede explicar algunas reacciones brasileñas de los últimos tiempos. 

Dos socios que se acercan y se alejan según las circunstancias
La relación política entre Argentina y Brasil es la más relevante para nuestro país, y está enmarcada en un vínculo estratégico que viene desde hace muchos años y en particular desde la gestación del MERCOSUR. Pero ese vínculo se ha visto sometido a diferencias, discusiones y discordancias en los últimos meses. 
En verdad, la principal razón de esto último es que la relación bilateral tiene en los vínculos económicos el gran componente, y esos lazos económicos están ahora seriamente afectados por decisiones que restringen el comercio y desalientan y hasta desactivan inversiones.

La relación comercial entre Argentina y Brasil está amparada por un escudo que se vuelve vulnerable: El Mercosur. Las recientes declaraciones (que son consistentes con otras anteriores similares) del vicepresidente de Uruguay Danilo Autori, los vaivenes en el vínculo con Paraguay (la anterior polémica suspensión y el inminente regreso), la enigmática aparición en escena de Venezuela, se suman a los pedidos de una porción relevante del empresariado, algunos intelectuales y parte de la influyente prensa brasileña a las autoridades del grande vecino del norte en relación a que debe ser revisado el estado de relacionamiento dentro del bloque sudamericano.
Las exportaciones argentinas

Un ejercicio comparativo sobre los 6 lustros (y medio) que han transcurrido desde 1980 (año de inicio de la década en la que comienza a normalizarse la vida institucional y política en ambos países, primero en Argentina y luego en Brasil) hasta hoy en la relación bilateral, muestra no pocos cambios. 
En particular y para efectuar un ejercicio comparativo para ello, se tomarán en este trabajo los números del comercio bilateral ocurrido en los años de inicio y fin de los lustros y períodos medidos (cada 5 años).

Hasta los años 90, cuando se torna operativo el vínculo del acuerdo del Mercado Común del Sur, la relación (propia de tiempos de economías cerradas) era mas delgada.  De apenas 765 millones de exportaciones se pasó a casi 16.900 millones en 2012. Pero en el tránsito desde 1980, se observó que Brasil, que en los dos momentos medidos relevantes para ese tiempo (inicios y mediados de la década de los 80) siempre representó porcentajes de un dígito del total de exportaciones argentinas (9,5% y 5,5%), se vio a las décadas siguientes fortaleciéndose y generando una situación en la que su participación fue siempre de dos dígitos. 

Entre los 90 y 2000 hubo un crecimiento rotundo de esa participación en la medida en que Argentina se convertía en un mercado que encarecía sus costos de producción frente al resto del mundo; y ya en 2005, cuando por los efectos de la devaluación, Argentina pudo crecer en ventas a otros mercados en porcentajes mayores, Brasil descendió en su relevancia. 

Pero, siguiendo la medición cada 5 años, una vez más cuando Argentina comenzó a incrementar otra vez sus costos reales de producción (mas recientemente), Brasil vuelve a crecer como destino que ampara nuestras ventas y colocaciones de bienes en el exterior, para estabilizarse en los últimos años levemente por encima del 20%.

En términos nominales es interesante observar que las exportaciones a Brasil tuvieron una buena alza entre 1980 y 1990, que se extiende hasta 1995, pero que ya entre 1995 y 2005 no crecieron de modo relevante (punta a punta en esa serie), para volver al alza después de primer medición que este trabajo toma que tiene lugar tras de la devaluación. 

Esto es: Brasil es un gran socio, pero es más relevante para las ventas Argentinas cuando Argentina se pone cara en otros mercados.

Las importaciones desde Brasil

Las importaciones Argentinas medidas en los periodos de inicio y fin de los lustros tomados como referencia han sufrido los avatares de la política macroeconómica del país. De los cerrados años ´80 se pasó a la apertura de los ´90, luego a la inconveniencia económica para las empresas de la importación post devaluación en los primeros años del siglo XXI, hasta llegar a la reciente alza de los costos locales y la recuperación de la tendencia importadora. 

La relación receptiva con Brasil no ha escapado de esos vaivenes.

Período

Importaciones totales argentinas (en millones de dólares)

Importaciones desde Brasil

participación de Brasil en las importaciones argentinas

año 1980

10.541

1.072

10,16

año 1985

3.814

612

16,04

año 1990

4.079

718

17,61

año 1995

20.122

4.174

20,74

año 2000

25.243

6.478

25,66

año 2005

28.689

10.293

35,87

año 2010

56.501

17.658

31,25

año 2012

68.514

17.908

26,13

Como se ve en el gráfico, de importar unos 1.000 millones en la última época de la apertura de los ´70 (1980 fue un año particular de importaciones mas altas que el promedio de su tiempo), se baja a los 600/700 millones en los cerrados años ´80 y ya en los ´90, con la apertura local y el Mercosur funcionando, las compras argentinas crecen significativamente.

Resulta interesante observar que hasta 2005 en cada inicio o fin de lustro medido la participación de las importaciones desde Brasil en el total creció. Y luego en 2010 fueron esas operaciones casi 4 puntos porcentuales mas bajas que en 2005; y en 2012, apenas dos años después del 2010, casi 5 puntos mas bajas que en 2010, como consecuencia de que Brasil fue el principal afectado por las restricciones al comercio impuestas por el Gobierno Argentino.
Comparando 2012 con el año inmediato anterior, hay que saber que las importaciones argentinas en ese 2012 se redujeron en 5.422 millones de dólares y que eso implica una caída del 7,91% (la mayor caída en importaciones en nuestra región). Sin embargo, hay que advertir que para Argentina en 2012 no han descendido las importaciones desde todos los países del mundo y debe advertirse que las importaciones desde Brasil descendieron 3.890 millones de dólares (un descenso del 17,84%, promedio muy superior al general). Esto implica que el descenso de las importaciones desde Brasil equivalió al 71,74% del total de la caída de las importaciones argentinas.
Al observar las criticas de diferentes actores económicos en Brasil en relación a Argentina y al Mercosur, no se puede menos que vincular esas críticas al hecho de que Brasil, que representó el 35% de las importaciones Argentinas en 2005 luego de constantes alzas nominales y en porcentaje del total desde 1980, bajó a representar el 26% del total (9 puntos menos) en 2012.
El saldo comercial bilateral
A la vez, también es de valor cotejar el comportamiento de ambos actores con lo que resulta de ver el saldo de la balanza comercial bilateral. Lo propio puede hacerse en el cuadro siguiente.
Período                  Saldo
año 1980 -307
año 1985 -116
año 1990 705
año 1995 1.310
año 2000 513
año 2005 -3.960
año 2010 -3.238
año 2012 -1.039
Mientras la balanza fue levemente deficitaria en los ´80, fue superavitaria en los ´90, y luego se llega a un persistente déficit en los puntos medidos de lo que va de siglo XXI, aunque de un alto déficit en 2005 y 2010 Argentina reacciona, limita importaciones desde Brasil y reduce el déficit en el último año.
 
Puede decirse que a Argentina ha tenido tendencia al incruento de las importaciones desde Brasil (lo que muestra dos  caras: mecimiento económico y también diferencias de competitividad y productividad) y que sólo ha morigerado el incremento de la incidencia de las ventas de Brasil en nuestro país con cerrazones administrativas o políticas (en los ´80, o después de 2009).

La relación entre ambos en el marco del relacionamiento argentino con el mundo

La apertura argentina ha variado considerablemente en estos más de 30 años.

Las exportaciones crecieron entre 1980 y 2012 un 912%, mientras las importaciones crecieron mucho menos (esto es consecuencia de varias razones: que 1980 ya era un año de altas importaciones para al época, mas altas que lo que el promedio de eso tiempos marcaba; también que la Argentina ha mejorado su capacidad de inserción emisiva; aunque a la vez que los términos de intercambio han cambiado en nuestro favor; y que por su parte es también cierto de que Argentina está claramente importando hoy menos que lo que el equilibrio del crecimiento requeriría (la baja tasa de inversión, la alta tasa de capacidad instalada ocupada, las restricciones a las exportaciones de no pocos bienes, la alta inflación y la propia performance de las importaciones afectadas por regulaciones lo marcan).

Pero es interesante observar que las exportaciones a Brasil han crecido mucho mas que el promedio general en el período (la serie larga medida), y que las importaciones, si bien también han crecido en mas desde Brasil que en general, han  crecido desde Brasil mucho menos que las exportaciones. 

Esto también puede explicar algunas reacciones brasileñas de los últimos tiempos

aqui va el cuadro

Aunque es también cierto que si acortamos la serie de estudio, las exportaciones totales de bienes argentinos crecieron desde 1995, tiempo en el que ya influye el novedoso MERCOSUR, hasta 2012, el 284% y las exportaciones a Brasil, en ese periodo, crecieron un 207%. Mientras, las importaciones totales Argentinas crecieron en ese lapso 240%, y las importaciones desde Brasil en es lapso se elevaron en un 329%.

Pero se advierte que fue en los últimos años el tiempo en el que Brasil empezó a terne menos participación en las compras argentinas, por lo que es discutible la preocupación centrada de modo basal y no simétrico con lo que ocurre con otros mercados (Europa o China por ejemplo) en Brasil en términos de comercio receptivo.

Participación de las importaciones desde Brasil en el total importado por Argentina

 Mientras, es posible pensar en incrementar exportaciones a Brasil en la medida en que las ventas a ese país supieron tener un porcentaje mayor en el total

Puede decirse que a Argentina ha tenido tendencia al incruento de las importaciones desde Brasil (lo que muestra dos  caras: mecimiento económico y también diferencias de competitividad y productividad) y que sólo ha morigerado el incremento de la incidencia de las ventas de Brasil en nuestro país con cerrazones administrativas o políticas (en los ´80, o después de 2009).
La relación entre ambos en el marco del relacionamiento argentino con el mundo
La apertura argentina ha variado considerablemente en estos más de 30 años.
Las exportaciones crecieron entre 1980 y 2012 un 912%, mientras las importaciones crecieron mucho menos (esto es consecuencia de varias razones: que 1980 ya era un año de altas importaciones para al época, mas altas que lo que el promedio de eso tiempos marcaba; también que la Argentina ha mejorado su capacidad de inserción emisiva; aunque a la vez que los términos de intercambio han cambiado en nuestro favor; y que por su parte es también cierto de que Argentina está claramente importando hoy menos que lo que el equilibrio del crecimiento requeriría (la baja tasa de inversión, la alta tasa de capacidad instalada ocupada, las restricciones a las exportaciones de no pocos bienes, la alta inflación y la propia performance de las importaciones afectadas por regulaciones lo marcan).
Pero es interesante observar que las exportaciones a Brasil han crecido mucho mas que el promedio general en el período (la serie larga medida), y que las importaciones, si bien también han crecido en mas desde Brasil que en general, han  crecido desde Brasil mucho menos que las exportaciones. 
Esto también puede explicar algunas reacciones brasileñas de los últimos tiempos
aqui va el cuadro
Aunque es también cierto que si acortamos la serie de estudio, las exportaciones totales de bienes argentinos crecieron desde 1995, tiempo en el que ya influye el novedoso MERCOSUR, hasta 2012, el 284% y las exportaciones a Brasil, en ese periodo, crecieron un 207%. Mientras, las importaciones totales Argentinas crecieron en ese lapso 240%, y las importaciones desde Brasil en es lapso se elevaron en un 329%.
Pero se advierte que fue en los últimos años el tiempo en el que Brasil empezó a terne menos participación en las compras argentinas, por lo que es discutible la preocupación centrada de modo basal y no simétrico con lo que ocurre con otros mercados (Europa o China por ejemplo) en Brasil en términos de comercio receptivo.
Participación de las importaciones desde Brasil en el total importado por Argentina
Mientras, es posible pensar en incrementar exportaciones a Brasil en la medida en que las ventas a ese país supieron tener un porcentaje mayor en el total.
Marcelo Elizondo
Director General
Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI)

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades