El FMI reclama un nuevo plan económico

Le enviará al Gobierno las pautas de un nuevo plan económico basado en las correcciones al borrador de la carta de intención que el ministro de Economía, Roberto Lavagna, giró hace dos semanas al organismo de crédito.

5 septiembre, 2002

Parte de las medidas que contendrá ese plan fue analizada esta
mañana en la reunión que el jefe de la misión argentina, John
Thornton, mantuvo con el ministro, en el Palacio de Hacienda.

Thornton retrasó su retorno a los Estados Unidos, que se debía
producir hoy, hasta mañana, para terminar de delinear con el
Gobierno argentino las correcciones que se realizarán al borrador
de la carta intención.

Durante el encuentro, el primero entre Lavagna y Thorton, en esta visita del inglés a Buenos Aires, se estableció que el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, viaje la semana próxima a Washington para continuar con las negociaciones.

El Gobierno negocia con el FMI la postergación de los
vencimientos de deuda que la Argentina tiene con el FMI hasta
diciembre del 2003.

Paul O´Neill, secretario del Tesoro de los Estados Unidos, país
con gran poder de decisión en el directorio del FMI, consideró que
la Argentina debe presentar un nuevo plan económico, tras
calificar de “insuficiente” al borrador de carta de ontención que
Lavagna envió al FMI.

La reunión tuvo lugar en momentos en que el directorio del FMI debe decidir la postergación por un año del
pago de 2.700 millones de dólares que la Argentina debe abonar el
9 de este mes.

Según trascendió el plan del FMI contendrá correcciones a las
medidas que Lavagna propuso al FMI sobre política monetaria,
sistema financiero y pautas matroeconómica.

En ese plan el FMI insistiría en el freno a los amparos
judiciales y en detener la emisión de dinero para asistir con
redescuentos a los bancos.

Otro de los puntos que reclamará el FMI, es la reprogramación
de los depósito porque la alta concentración de vencimientos
previstos para el año próximo podría generar una nueva crisis
financiera.

Asimismo, el FMI aprobó el lanzamiento de un nuevo canje de bonos para
que los ahorristas opten por cambiar sus depositos reprogramados a
más largo plazo por un título en dólares.

El FMI y el ministro analizaron también el programa monetario
hasta fin de año, que prevé garantizar un piso de las reservas en
dólares del Banco Central en 9.000 millones.

A su vez, el organismo crediticio se mostró conforme con la batería de medidas dispuestas
por el Banco Central para controlar el movimiento de divisas que
deben realizar los gobiernos provinciales y municipales y
restringe el pago de deuda en dólares al exterior por parte de las
empresas.

Parte de las medidas que contendrá ese plan fue analizada esta
mañana en la reunión que el jefe de la misión argentina, John
Thornton, mantuvo con el ministro, en el Palacio de Hacienda.

Thornton retrasó su retorno a los Estados Unidos, que se debía
producir hoy, hasta mañana, para terminar de delinear con el
Gobierno argentino las correcciones que se realizarán al borrador
de la carta intención.

Durante el encuentro, el primero entre Lavagna y Thorton, en esta visita del inglés a Buenos Aires, se estableció que el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, viaje la semana próxima a Washington para continuar con las negociaciones.

El Gobierno negocia con el FMI la postergación de los
vencimientos de deuda que la Argentina tiene con el FMI hasta
diciembre del 2003.

Paul O´Neill, secretario del Tesoro de los Estados Unidos, país
con gran poder de decisión en el directorio del FMI, consideró que
la Argentina debe presentar un nuevo plan económico, tras
calificar de “insuficiente” al borrador de carta de ontención que
Lavagna envió al FMI.

La reunión tuvo lugar en momentos en que el directorio del FMI debe decidir la postergación por un año del
pago de 2.700 millones de dólares que la Argentina debe abonar el
9 de este mes.

Según trascendió el plan del FMI contendrá correcciones a las
medidas que Lavagna propuso al FMI sobre política monetaria,
sistema financiero y pautas matroeconómica.

En ese plan el FMI insistiría en el freno a los amparos
judiciales y en detener la emisión de dinero para asistir con
redescuentos a los bancos.

Otro de los puntos que reclamará el FMI, es la reprogramación
de los depósito porque la alta concentración de vencimientos
previstos para el año próximo podría generar una nueva crisis
financiera.

Asimismo, el FMI aprobó el lanzamiento de un nuevo canje de bonos para
que los ahorristas opten por cambiar sus depositos reprogramados a
más largo plazo por un título en dólares.

El FMI y el ministro analizaron también el programa monetario
hasta fin de año, que prevé garantizar un piso de las reservas en
dólares del Banco Central en 9.000 millones.

A su vez, el organismo crediticio se mostró conforme con la batería de medidas dispuestas
por el Banco Central para controlar el movimiento de divisas que
deben realizar los gobiernos provinciales y municipales y
restringe el pago de deuda en dólares al exterior por parte de las
empresas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades